Cuando El Norte vaticinó internet... ¡en 1901!

Martín Fernández, corresponsal del diario en Madrid, saludó al siglo XX con un augurio sobre el gran invento que se avecinaba: el fotocinematotelefonógrafo

Cuando El Norte vaticinó internet... ¡en 1901!
Grabado de la primera página de El Norte del 1 de enero de 1901.
Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

El Norte de Castilla saludó al siglo XX con un número especial publicado el 1 de enero de 1901. Desde sus entonces lozanos 47 años de historia, la cabecera decidió jugar a los vaticinios. ¿Qué depararía la nueva centuria en materia económica, agrícola, tecnológica? A Martín Fernández, avezado corresponsal de Madrid, le correspondió la tarea de enfrentarse a lo que vendría tecnológicamente hablando en los próximos cien años. Por entonces -recordemos, 1901- la radio estaba en pruebas en el extranjero, la televisión era una quimera y el periódico aún se componía con tipos móviles, puesto que las linotipias y la rotativa no entraron en El Norte al menos hasta una década después.

Martín Fernández, que enviaba sus crónicas desde una oficina de telégrafos, primero, y de teléfonos, después, aventuró que aquellos dos maravillosos inventos, «esas flores más espléndidas de la corona que orgullosamente ostentaba la centuria agonizante», verían llegar su declive inexorable. «Son dos flores de trapo que no sirven para orlar la frente del siglo que a más andar se llega».

Y esto era porque, advertía el corresponsal, estaba por venir «el invento del siglo»: el fotocinematotelefonógrafo.

O cómo componer una palabra nueva a partir de las ya existentes en el más puro estilo del idioma alemán, por yuxtaposición de vocablos. En este caso: fotografía, cinematografía, telefonía, fonografía.

¿Y qué se podría hacer con semejante prodigio tecnológico? «La instalación del nuevo invento tendrá su central en Madrid, e irradiaciones en todas las ciudades, en todas las villas, en todos los pueblos, en todas las aldeas de la nación. El abono costará una miseria; y el abonado, en vez de oír desde su casa, como ocurría en el siglo pasado, una ópera que estuvieran cantando en el teatro Real, oirá y verá un periódico entero, un periódico hablado, un periódico vivido», imaginaba Martín Fernández.

Por un momento parecía hablar de la radio, que comenzaría sus emisiones públicas en España en 1923. O de la televisión, que comenzó su carrera vertiginosa en 1956. Pero quizá estaba imaginando una suerte de Internet inimaginable, puesto que lo hacía sin conocer lo que era una pantalla y el teléfono era un lujo al alcance de muy pocos (El Norte tenía el número de teléfono 71 en aquel entonces). «El fotocinematotelefonógrafo, con solo oprimir un resorte, ofrecerá a la vista y al oído del abonado, la sección que prefiera del periódico. Por los procedimientos perfeccionados de la fotografía y la fonografía antiguas, el aparato recoge las imágenes y los sonidos que se desea impresionar; y por los procedimientos, perfeccionados también, de las antiguas telegrafía, telefonía y cinematografía, el aparato transmite y reproduce esos sonidos y esas imágenes, con exactitud tan perfecta, que al admirar aquella maravilla, se duda, como le ocurría al anciano Tenorio, ante las legendarias tumbas, 'si es realidad o delirio'».

Incluso puede que se anticipara a las 'fake news'. O quizá es que siempre estuvieron ahí, especialmente en lo tocante a la política, si se atiende a lo que contaba Martín Fernández. «Y escuchará las declaraciones del ministro, en interesante 'interview' con el aparato, contándole sus mentiras obligadas, maravillosamente urdidas, con los grandes proyectos del Gobierno y las más grandes bienandanzas que a la patria esperan bajo su mandato paternal».

Todo con una inmediatez que, desde luego, pertenece más a la Internet más actual que a cualquier otro medio: «Y verá, en fin, casi hasta palparlos, el descarrilamiento de hace media hora, con un centenar de muertos; y las horribles escenas del hundimiento de una ciudad entera, con millares de víctimas; y la última, piramidal estocada, del Guerrita, del porvenir… ».

Artículo completo 'El invento del siglo'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos