Juego de tronos, un trampolín al estrellato

La serie de HBO ha forjado a un buen puñado de estrellas. Ha lanzado a la fama a Kit Harington, Emilia Clarke o Maisie Williams; absolutos desconocidos cuando se enrolaron en las filas de la archipopular saga

Juego de tronos, un trampolín al estrellato
NURIA NUÑO

Uno de los factores que explica el 'enganche' a una serie son sus tramas y su galería de personajes. Y de ambos ingredientes anda bien sobrada 'Juego de tronos'; que puede presumir de haber contado con uno de los repartos televisivos más extensos que jamás se recuerdan. Eso sí, con el transcurso de las temporadas, los fans de la archipopular saga han podido comprobar que nadie estaba a salvo; incluso quienes a ojos de los 'inocentes' espectadores pudieran parecer protagonistas imprescindibles. Ya se lo advirtió la maquiavélica Cersei Lannister a Ned Stark en aquella conversación fatal de la lejana primera entrega: «En el juego de tronos, o ganas o mueres. No hay término medio». Las palabras de la maléfica reina parecían aventurar el porvenir de algunos de los que serían sus compañeros de fatigas. Muchos miembros del amplio y variopinto elenco fueron pronto castigados con el látigo de la indiferencia y el olvido tras desaparecer de la serie; aunque muchos seguidores siempre les reservarán un hueco en su memoria. Otros pocos, los elegidos que han logrado sobrevivir hasta la última temporada, han corrido mejor suerte dentro y fuera del universo creado por David Benioff y Dan Weiss para la HBO. En el fondo, resultaba inevitable que una producción televisiva de semejante calibre, con un seguimiento planetario gracias a una legión de incondicionales y fervientes admiradores, no sirviera a sus protagonistas como trampolín al estrellato.

Durante siete temporadas, la ficción estadounidense ha ido forjando a un buen puñado de estrellas, que han compartido plano con actores británicos de reconocido prestigio como Charles Dance (Tywin Lannister), Diana Rigg (Olenna Tyrell) y Jonathan Pryce (Gorrión Supremo). Frente a la veteranía de estos secundarios de lujo, varios de los actores y actrices principales eran absolutos desconocidos cuando superaron las pruebas de casting y se enrolaron en la ficción que adaptaría 'Canción de hielo y fuego'. Ahora, ocho años después del estreno de la serie, gozan de fama mundial, de un currículo en el que se combina su participación en este fenómeno global con sus escarceos en el mundo del cine y, obviamente, disfrutan de una cuenta corriente mucho más abultada. No en vano, sus cinco protagonistas -Kit Harington, Emilia Clarke, Peter Dinklage, Nikolaj Coster-Waldau y Lena Headey- se sitúan entre los mejor pagados de la televisión. Hace tres años, se rumoreó que cada uno de los integrantes de ese quinteto fantástico se embolsaría medio millón de dólares por episodio de las temporadas séptima y octava.

Con el estreno de la última entrega y la despedida definitiva de esta épica aventura, se bifurcarán sus caminos, que quizá vuelvan a cruzarse algún día en nuevos proyectos. Por ahora, la mayoría tiene trabajos pendientes de estreno. Eso sí, el futuro de cada uno de ellos sin el manto protector de 'Juego de tronos' es una incógnita pendiente de despejar. El último episodio marcará el fin de una etapa en sus vidas -personales y profesionales- y supondrá uno de los momentos clave en la carrera de cualquier actor que ha permanecido varias temporadas inmerso en una serie de éxito descomunal: la necesidad de sacudirse etiquetas y redefinirse como intérprete más allá de la tele para poder dar, si lo pretende, el salto al cine. Lo único claro y definido es el recorrido que cada uno de ellos ha ido completando a lo largo de estos años. Repasamos, a continuación, los pasos que siete de sus protagonistas han dado para labrarse una carrera de éxito al margen de la serie que les ha encumbrado a la cúspide de la popularidad. Estas han sido sus carreras profesionales más allá de 'Juego de Tronos'.

Jon Nieve

Kit Harington

Kit Harington es Jon Nieve.
Kit Harington es Jon Nieve.

De actor desconocido a estrella. Con estas cinco palabras podría resumirse la trayectoria de Kit Harington. Para quien interpreta a Jon Nieve, esta serie ha sido su primera experiencia interpretativa profesional. En ese punto, coincide con sus hermanas en la ficción surgida de la imaginación de George R. R. Martin. Tanto Maisie Williams como Sophie Turner se estrenaron como actrices metiéndose en los zapatos de Arya y Sansa Stark. Del actor londinense puede decirse que es, indudablemente, uno de los que más ha crecido personal y laboralmente gracias a este trabajo. En su procelosa travesía por Poniente ha experimentado una evolución sobresaliente. De estar considerado prácticamente un paria en la trama a convertirse en el héroe más carismático de los Siete Reinos. Su dedicación casi en exclusiva a 'Juego de Tronos', que le obligó a conservar la barba y la melena hasta que se finiquitó la producción, ha condicionado el aspecto físico y la trayectoria laboral de Harington. Entre sus trabajos al margen de la Guardia de la Noche, hay que rescatar 'Gunpowder', una miniserie en la que ejerció también como productor ejecutivo; varias 'tv-movies' y algunos papeles en diversas películas ('Testamento de juventud', 'Pompeya' y 'Cómo entrenar a tu dragón 3', donde presta su voz a uno de los personajes). Entre sus próximos estrenos, se aguarda con expectación su papel en 'The death and life of John F. Donovan'; el último trabajo de Xavier Dolan. Este largometraje marca el retorno de Harington al cine, donde estará muy bien acompañado; comparte reparto con grandes figuras del celuloide como las oscarizadas Natalie Portman, Susan Sarandon y Kathy Bates. En el terreno personal, la serie también le brindó la oportunidad de conocer a quien, hoy por hoy, es su esposa; Rose Leslie, que interpretó a la salvaje Ygritte. Ya saben aquella que pronunció la célebre frase 'no sabes nada, Jon Nieve'.

Daenerys de la Tormenta

Emilia Clarke

Emilia Clarke.
Emilia Clarke.

La actriz que ha encarnado a Daenerys de la Tormenta, de la Casa Targaryen, heredera legítima del Trono de Hierro, Reina de los Ándalos y los Primeros Hombres, Protectora de Los Siete Reinos, la Madre de Dragones, la Khaleesi del Gran Mar Verde, la que no arde, la Rompecadenas -cojan un poco de aire- sólo había hecho algunos pinitos ante las cámaras. Podría decirse que Emilia Isobel Euphemia Rose Clarke -sí, no es broma; su nombre real es así de largo- era una recién llegada al mundo de la actuación cuando fue la elegida para interpretar a la heroína de rubia cabellera. Lo de los apelativos, en este caso, no es un asunto baladí. La fiebre por 'Juego de tronos' ha sido tal que en estos últimos años han aumentado los bebés llamados como algunos de los personajes de la ficción. Y, claro, el nombre de pila de la Madre de Dragones ha sido uno de los favoritos. El currículo de Clarke antes de la serie es ciertamente escaso. Su debut en televisión se produjo en la telenovela 'Doctors' (2009). Sin embargo, pasaron un par de años hasta que la oportunidad de su vida le llegó como caída del cielo. El papel de Daenerys, que ha lanzado su carrera y la ha convertido en estrella, lo había conseguido Tamzin Merchant ('The Tudors'), pero ésta abandonó la producción tras rodar el fallido piloto y la menuda británica -mide 157 centímetros- la reemplazó.

La serie ha marcado un antes y un después en la trayectoria de Emilia. En estos años, la actriz inglesa, que ha estado tres veces nominada a los Emmy por este papel, ha unido su nombre a otra franquicia de éxito galáctico. Además de interpretar a Qi'Ra en 'Han Solo: una historia de Star Wars', ha disfrutado de otros roles destacados en 'blockbusters' de Hollywood. En su intento por no encasillarse, consiguió ser Sarah Connor en 'Terminator: Génesis', dándole la réplica al mismísimo Arnold Schwarzenegger. También fue Louisa Clark en 'Antes de ti' y Verena en 'Voice from the Stone'. En 2013, debutó en Broadway como Holly Golightly en la adaptación teatral del clásico 'Desayuno con diamantes'. Una vez que se quite la peluca de Daenerys, tiene pendiente de estreno 'Last Christmas' con Emma Thompson y Michelle Yeoh. Aunque su sueño de ser actriz se ha cumplido con creces, Clarke sobresale además por su gran talento para la música. Los espectadores le han escuchado cantar en diversas ocasiones como en el filme 'Dom Hemingway' e incluso en uno de los anuncios que ha realizado para las campañas publicitarias de Dolce&Gabbana, compañía para la que también ha prestado su imagen Kit Harington. Las grandes firmas de lujo se disputan los servicios de la joven estrella, que en estos años ha colaborado además con Dior. Sin embargo, no todo han sido alegrías en la vida de Emilia Clarke. Hace unas semanas, en plena vorágine promocional de la última entrega de 'Juego de Tronos', reveló un drama personal. Su vida ha corrido peligro tras sufrir dos aneurismas cerebrales que a punto estuvieron de llevarla a la muerte.

Tyrion Lannister

Peter Dinklage

Peter Dinklage.
Peter Dinklage.

Tyrion Lannister es el personaje más carismático de la serie basada en las novelas de George R. R. Martin. Peter Dinklage, curiosamente el único actor norteamericano que forma parte del reparto principal de 'Juego de tronos', fue el elegido para darle vida. Muchos fans le consideran la auténtica estrella del 'show'. Una opinión que también comparten sus compañeros y otros profesionales del sector que han reconocido su talento en numerosas ocasiones. Y para muestra, varios botones… En su casa, atesora un Globo de Oro y tres Emmy -además de otras cuatro nominaciones a los llamados Oscar de la televisión- como mejor actor secundario en una serie dramática. A diferencia de Harington o Clarke, Peter Dinklage ya era conocido y gozaba de buena reputación gracias a interpretaciones como las que ofreció en 'Elf' y 'The Station Agent' (2003); su primer pasaporte a la fama y los premios. Sus trabajos anteriores a 'Juego de tronos' forman una larga lista de títulos entre los que destacan sus apariciones estelares en 'Nip/Tuck, a golpe de bisturí' y 'Entourage', donde se interpretaba a sí mismo como un actor con acondroplasia, la forma más frecuente del enanismo.

Dinklage, que durante muchos años se negó aceptar los típicos papeles de enano, elfo o criatura fantástica que se suelen ofrecer a actores como él, se ha convertido, gracias a Tyrion, en una inesperada estrella en una industria en la que esa figura parece sólo reservada a los 'guapos oficiales'. A estas alturas, resulta harto complicado imaginarse a otro intérprete en ese papel. Eso sí, pese a su inmensa popularidad, poco se conoce de él al margen de su participación en la serie. Los grandes momentos que ha brindado en ella le han servido como la mejor de las tarjetas de presentación para aspirar a nuevos trabajos. En estos años, ha compaginado la saga con papeles en 'Vengadores; Infinity War', en 'Tres anuncios en las afueras' y en películas donde ha prestado su voz como las segundas entregas de  'Los Croods' y 'Angry Birds'. El año pasado, HBO, el canal que produce 'GoT', le brindó un papel protagonista en una 'tv-movie' de alto copete: 'Mi cena con Hervé'; película en la que se mide a Jamie Dornan; el cinematográfico Christian Grey. En la cinta, Dinklage devuelve a la vida a Hervé Villechaize, un actor francés de 122 centímetros que llegó a lo más alto de Hollywood para terminar cayendo en un oscuro pozo sin fondo. En los setenta y ochenta se le consideraba «el enano más famoso del mundo». Ese título ya tiene, definitivamente, un nuevo dueño.

Arya Stark

Maisie Williams

Maisie Williams.
Maisie Williams.

Apenas tenía 14 años cuando se estrenó 'Juego de tronos'; su debut como actriz; y será una veinteañera con el cierre de la aventura. Los espectadores han asistido, temporada tras temporada, a la evolución, física y profesional, de la jovencísima Maisie Williams. Ella ha pasado la mayor parte de su adolescencia interpretando a Arya Stark, una niña que se transforma en una fría asesina con una insaciable sed de venganza. Es, sin lugar a dudas, un inicio de carrera fascinante y todo un reto del que ha salido victoriosa. Así lo demuestran las grandes críticas que ha cosechado la actuación de esta intérprete nacida en Bristol que, con solo 15 años, se convirtió en la más joven de la historia en aspirar a un Emmy en la categoría de mejor actriz de reparto. Una vez finiquitada la ya mítica producción, habrá que ver cómo realiza su transición laboral y hacia dónde dirige su mirada Williams, quien ha dado sobradas muestras de que sabe desenvolverse a la perfección con un personaje y material harto complejos. En estos años, además de su fascinante interpretación como la combativa Arya, ha tenido la oportunidad de participar en varias películas, cortometrajes y otras series. Su estreno en el cine se produjo en 'The Falling', una cinta que le reportó buenas críticas y premios. También ha trabajado en 'Mary Shelley', junto a Elle Fanning, e 'iBoy'. Y tiene pendiente de estreno 'Los nuevos mutantes', con Antonio Banderas y Anya Taylor-Joy. En la tele, se ha dejado ver por algunos capítulos de la clásica 'Doctor Who', en 'Cyberbully' y en 'El Secreto de Crickley Hall', una miniserie de la BBC.

Jaime Lannister

Nikolaj Coster-Waldau

Nikolaj Coster-Waldau.
Nikolaj Coster-Waldau.

Es de sobra conocido que los Lannister siempre pagan sus deudas, pero lo cierto es que no pueden quejarse de todo lo que les ha dado 'Juego de tronos'. Para Nikolaj Coster-Waldau, que interpreta a Jaime, la serie ha supuesto su plataforma definitiva al estrellato; algo similar a lo que les ha ocurrido a Tyrion (Peter Dinklage) y Cersei (Lena Headey), sus hermanos televisivos. En su caso, es el papel que le ha encumbrado, pese a que este actor, guionista y productor danés ya se había batido el cobre en un buen número de películas escandinavas y europeas antes de dar el salto a los Estados Unidos. En la meca del cine, comenzó una nueva etapa de la mano de Ridley Scott, que contó con él para 'Black Hawk Dawn' (2001). Antes de conseguir el papel de Jaime Lannister, Nikolas interpretó a un detective en la serie 'New Amsterdam' (2008). Pocos años después, le llegaría la oportunidad de su vida. Y, gracias a su rol en 'Juego de tronos', se hizo en 2018 con una nominación a los Emmy como mejor intérprete de reparto en una serie dramática. «Como actor no podría pedir un papel mejor», ha asegurado en repetidas ocasiones. Esta ocupación la ha podido compaginar con las misiones que le encomiendan como embajador de buena voluntad de Naciones Unidas; un altavoz que emplea para llamar la atención sobre asuntos de vital importancia como la igualdad de género y el cambio climático. Esta tarea no le ha impedido seguir con su carrera al margen de la serie. En su currículo, aparecen títulos como 'Mamá', junto a Jessica Chastain; 'Oblivion', 'Dioses de Egipto', Small Crimes' y 'Mil veces buenas noches', con Juliette Binoche. Como curiosidad, destaca su trabajo en 'Blackthorn', dirigida por Mateo Gil. Y, como otros de sus compañeros, también ha sido imagen de importantes compañías; en su caso, L'Oréal Paris. En el horizonte, se vislumbran varias películas pendientes de estreno, así que Nikolaj Coster-Waldau tiene asegurado un futuro más allá de Westeros.

Cersei Lannister

Lena Headey

Lena Headey.
Lena Headey.

No podíamos hablar de Jaime Lannister sin que, acto seguido, apareciera su 'querida' hermana Cersei. La mala oficial y, sin duda, uno de los personajes más odiados de todo Poniente dio el salto de los libros a la pequeña pantalla gracias a la británica Lena Headey. Su carrera ya existía antes de ceñirse la corona y ocupar el Trono de Hierro; con papeles en producciones de alto presupuesto como 'Lo que queda del día', 'Posesión', 'Los hermanos Grimm' y '300', en la que encarnó a Gorgo, la reina de Esparta. Incluso algunos la recordarán en 'Lluvia en los zapatos' (1998), de María Ripoll, donde compartía pantalla con una jovencísima Penélope Cruz. Gracias a su versatilidad, a Headey no le ha faltado trabajo desde que debutó en el cine con 'El país del agua' (1992). 'Juego de tronos', que ha sido también su plataforma al estrellato, no es la única serie en su ficha profesional. Entre sus trabajos para la pequeña pantalla, sobresale 'Terminator: Las crónicas de Sarah Connor'. Se da la circunstancia de que, años después de interpretar a este mítico personaje, su compañera Emilia Clarke retomó ese papel, popularizado por Linda Hamilton, en el filme 'Terminator: Génesis'. Tras despedirse de Cersei, Headey, que ha visto reconocida esta interpretación con cuatro nominaciones a los Emmy, tiene en cartera varios proyectos. Eso sí, resultará muy difícil olvidar su interpretación como la despiadada monarca.

Sansa Stark

Sophie Turner

Sophie Turner.
Sophie Turner.

Precisamente, uno de los personajes que más ha padecido la crueldad de Cersei ha sido Sansa Stark. La joven a punto estuvo de convertirse en nuera de la malvada reina, ya que llegó a estar prometida a Joffrey, ¿lo recuerdan? Por esos giros de guion, la que estaba llamada a revivir la típica mala vibra con su suegra, acabó siendo su cuñada. La relación familiar, lejos de mejorar, siguió empeorando y acabó como el rosario de la aurora. Quien se metió en semejante tormento -mejor no hablamos de su matrimonio con el sádico Ramsay Bolton- fue Sophie Turner. La actriz inglesa, como sus 'hermanos' Arya y Jon Nieve, se asentó en Invernalia en lo que fue su debut en el mundo de la interpretación. Para lograr este primer papel, se tiñó de pelirroja su rubia melena y se presentó en la audición animada por su profesor de interpretación. Fue llegar y besar el santo. Como le ha sucedido a muchos de sus colegas, su concurso en 'Juego de tronos' le ha cambiado la vida. Dos años después de debutar en televisión, consiguió su primer papel en el cine. La oportunidad se la brindó Isabel Coixet, que la eligió en 2013 para protagonizar 'Mi otro yo'. Durante estos años, aunque se ha prodigado menos que otros protagonistas, ha gozado de una envidiable situación profesional e incluso ha trabajado como modelo. Su nombre figura en dos de las franquicias de moda: en la serie más popular del mundo y en la saga 'X-Men', como Jean Grey. En 2016, participó en 'Apocalipsis' y ya tiene asegurado un nuevo trabajo como la mutante en 'Dark Phoenix'. Por si fuera poco, la suerte también le sonríe en el terreno amoroso. Desde hace años, sale con el cantante Joe Jonas, con quien se prometió en 2017.