Hacer el primo

Parece que el origen de la expresión se encuentra en las cartas que el mariscal francés Joaquín Murat dirigió al infante don Antonio Pascual de Borbón y a la llamada Junta de Gobierno de España tras los sucesos del dos de mayo de 1808.