zona gamer: Distopía a gran escala

La literatura también nutre a la industria del videojuego con la adaptación de 'Metro', la obra de Dmitry Glukhovsky que recibe una nueva entrega que amplía sus horizontes abrazando fases de mundo abierto

zona gamer: Distopía a gran escala
EDUARDO M. ESPALLARGAS

En un artículo publicado en la edición en español de The New Yoprk Times en 2017, el escritor Jorge Carrión, siempre agudo en el análisis de la producción cultural contemporánea, mencionaba que el común denominador de las mejores series del año era la literatura. Todas ellas eran adaptaciones de novelas, con ejemplos como 'El cuento de la criada', 'Juego de Tronos' o 'The Leftovers'. Ya estamos en 2019, pero se puede decir que la importancia de la literatura como materia prima para televisión sigue más que vigente. De hecho, las grandes productoras se han sumado a la carrera de las adaptaciones estrella de ciencia-ficción y fantasía, con 'El Señor de los Anillos' y 'La Rueda del tiempo' como series de Amazon; 'The Witcher', de Netflix; o la 'Trilogía de la Fundación' de Asimov adaptada por Apple. Pero no todo va a ser televisión, o sí, pero esta vez con el jugador como principal protagonista, porque los videojuegos también han sabido servirse del arte de las letras. El ejemplo más reciente es la saga 'Metro', magnífica adaptación de la obra de Dmitry Glukhovsky que acaba de estrenar una nueva entrega, 'Metros Exodus', encargada de evolucionar la marca sin desvirtuar su esencia.

Ficha técnica

Título:
'Metro Exodus'
Plataforma:
Xbox One, PC, PS4
Precio:
69,99
Edad:
+18

El fenómeno 'Metro' es uno de los ejemplos más claros y evidentes del buen hacer a la hora de fusionar videojuegos y literatura. Si por algo destacan las adaptaciones es por su poderosa ambientación y el carácter argumental no tan habitual en los títulos de disparos en primera persona. Sin duda, se trata de un poso que ha sabido imprimir a sus trabajos el estudio responsable, 4A Games, y es algo que viene dado directamente por la obra literaria. Que el propio escritor haya estado implicado en dichas adaptaciones también tiene mucho que ver. Glukhovsky es autor de la saga Metro, la serie de novelas superventas a nivel internacional, y creador del propio universo expandido en forma de videojuegos. Nació y se crio en Moscú, ha vivido en Israel, Alemania, Francia y ahora reside en Barcelona. Su primera novela 'Metro 2033' se publicó online como contenido gratuito en 2002, y desde entonces la saga ha crecido hasta convertirse en una franquicia multi-autor en la que escritores profesionales y aficionados de todo el mundo han escrito sus historias ambientadas en el mundo post-apocalíptico de Metro.

Glukhovsky, autor de la saga Metro.
Glukhovsky, autor de la saga Metro.

En esta saga, los jugadores (y lectores) se ven inmersos en un mundo devastado por una guerra nuclear a escala mundial, pero la acción se localiza en Rusia, y concretamente en los túneles del metro de Moscú. Allí es donde un grupo de supervivientes ha formado una suerte de civilización subterránea, y cada estación funciona como una suerte de ciudad-estado. Además de los peligros generados por los propios humanos y las diferentes facciones que pueblan el metro, la crisis nuclear también dio pie a que apareciesen peligrosas criaturas de todo tipo, por lo que la supervivencia en este mundo es una prueba diaria. En los videojuegos, cuya primera adaptación llegó con 'Metro 2033' (2010), una de las principales características y claves de su éxito fue la acertada mezcla entre elementos propios de géneros como el 'survival horror' y la acción en primera persona. A este título le siguió su secuela directa, 'Metro: Last Light', que vio la luz en 2013 y que supo mantener el listón marcado por el original, que adaptaba a la perfección la ambientación opresiva de los túneles del metro que transmiten las novelas. Ahora ha llegado el turno de una tercera entrega que llega para alterar un poco los esquemas, pero siempre con el objetivo de mantener la experiencia de una saga que se ha sabido ganar un hueco en el corazón de los fans de la acción.

De los cerrados y oscuros túneles del metro que sirven de escenario principal a cada entrega, en 'Metro: Exodus' los jugadores van a dar el salto al mundo exterior que, lejos de lo que algunos pudieran pensar, es tanto o más peligroso que el subsuelo. Ahora, los jugadores, tras enfrentarse a los elementos contaminados, luchar contra bestias mutantes y horrores paranormales, y sufrir las llamas de una guerra civil, deberán hacer frente a la desolada superficie. Encarnando a Artyom, principal protagonista de la serie, deberán huir del Metro y liderar a un grupo de Spartan Rangers en un viaje increíble a través del continente, recorriendo una Rusia postapocalíptica en busca de una nueva vida en el este. En este sentido, la experiencia alcanza así una nueva escala, y es que invita al jugador a explorar las tierras salvajes de Rusia a través de vastos niveles no lineales y embarcarse en una trama que se atreve a abarcar un año entero desde la primavera, pasando por el verano y el otoño hasta las profundidades del invierno nuclear.

Se trata del mayor reto al que se han enfrentado sus desarrolladores, y es que pasar de un entorno que se caracteriza por su claustrofobia a un mundo abierto no es tarea fácil. Ahora bien, en la estructura del juego reside el equilibrio que han sabido encontrar, combinando dichas fases abiertas con otras más clásicas, propias con lo que se ha visto en la serie hasta la fecha. De esta forma, los usuarios vivirán un viaje que les llevará por multitud de situaciones, en parte porque el objetivo al partir muta a medida que transcurre la acción. Destaca, por cierto, el peso narrativo de los personajes secundarios que acompañan al protagonista en su periplo. Personajes creíbles y bien construidos.

No faltan tampoco todos aquellos elementos que han hecho de 'Metro' mucho más que un título de disparos en primera persona, como es, por ejemplo, la imprescindible gestión de recursos. Estos tampoco se diluyen en las fases de mundo abierto, que invitan al jugador a recorrerlo libremente (vehículos incluidos), recolectar recursos, cumplir diferentes misiones y optar por diferentes vías para solventarlas. Son las partes más chocantes con respecto a los anteriores títulos, pero no desentonan ni en lo argumental ni a nivel ambientación, y pese a que el videojuego brilla sobre todo cuando nos invita a volver al subsuelo, lo cierto es que la escala que alcanza este 'Metro Exodus' le ha sentado bien a la saga.

Había muchas opciones para entorpecer la experiencia que todo 'Metro' debe ofrecer, pero desde 4A Games han sabido mimar un producto que ellos mismos han hecho grande. A ello hay que sumarle un apartado técnico más que notable, con un perfecto doblaje al español. Sin duda, 'Metro Exodus' no solo es una gran continuación para los fans, sino también la oportunidad de que muchos recelosos se introduzcan en la serie.