El viaducto para coches de Arco de Ladrillo se demolerá para sustituirlo por un amplio túnel

video

Animación virtual con los lugares en los que se prevé ubicar los nuevos pasos. / EL NORTE

  • El plan alternativo al soterramiento prevé 16 nuevos pasos para sortear las vías del tren, una inversión de 78 millones y un plazo de cinco años años para ejecutarlo

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Aún son bocetos, pero ya permiten concretar algo más cómo será el plan alternativo al soterramiento acordado entre Adif, el Ayuntamiento y Junta de Castilla y León, tras dar carpetazo al proyecto original por la complicada situación que atraviesa la operación, con una deuda de 404 millones de euros y pocos visos de que prospere, según las estimaciones de la Sociedad Alta Velocidad. La denominada integración en superficie –mejora de la permeabilidad a lo largo del canal ferroviario con nuevos o mejorados pasos entre ambas márgenes de las vías– contempla una obra de calado en pleno centro de la ciudad, que ya estaba apuntada en el fenecido Plan Rogers. El proyecto que barajan las tres administraciones incluye la demolición del viaducto para coches de Arco de Ladrillo, que salva las vías por encima de las calles Puente Colgante y Recondo, y su sustitución por un amplio túnel mixto (vehículos y peatones) que por, debajo del lecho del tren, conectará la Carretera de Madrid con el Paseo del Hospital Militar (antes García Morato).

La desaparición de esta infraestructura, un verdadero mostrenco en una zona densamente poblada, es una de las modificaciones más llamativas incluidas por los técnicos en esta solución, que hoy se seguirá dibujando en una nueva reunión a tres bandas.

Hasta 16 intervenciones están previstas a lo largo de seis kilómetros del canal del tren con otras tantas conexiones de nueva factura, entre las que se incluyen las anunciadas en Pilarica (Aviador Gómez Barco y plaza de Rafael Cano). En conjunto, supondrá una inversión de 78 millones y un plazo de cinco años para su ejecución. También están por concretar las uniones con el futuro barrio de Argales, en los terrenos que ahora ocupa Redalsa, así como en las zonas de Paula López y Covaresa, con lo que las nuevas suturas podrían alcanzar las veinte, según las previsiones que manejan en Alta Velocidad.

Importante será la obra para mejorar el vetusto paso al barrio de las Delicias. Así, se contempla un doble túnel inferior, de coexistencia para vehículos, peatones y bicicletas, que permitirá conectar el centro, a través de las calles Recondo, Panaderos y Labradores, con la avenida de Segovia en una infraestructura que incluye, además, la creación de una zona de parque en el picón que formarán los viales en este último barrio.

Muy cerca, también se dibuja un nuevo paso para peatones y ciclistas que coserá bajo las vías las calles Padre Claret, en el entorno de la Circular, con Andalucía, en el barrio de Delicias.

Entre las nuevas uniones, destacan las que se llevarán a cabo en la zona de Ciudad de la Comunicación. Según recogen los documentos que manejan Adif, el Ayuntamiento y la Junta, se prevé una conexión para coches entre Hípica, en la plaza del Ejército, con la calle Adolfo Suárez, uno de los viales del barrio a medio hacer de la zona de Ariza. Además, en este entorno se incluye un paso peatonal para que desde Gabilondo y Álvarez Taladriz se pueden sortear las vías hacia el Paseo de Arco de Ladrillo, así como una pasarela que conectará la calle Boston (Ciudad de la Comunicación, en donde se ubican la sede central de la Seguridad Social) con la calle India, enclave del aparcamiento disuasorio en la parte trasera de Puente Colgante.

Ya en la zona de la estación de trenes de Campo Grande los bocetos apuntan lo que los técnicos denominan como ‘calle elevada’. Se trata de una especie de pasarela de amplias dimensiones que conectará la zona de Farnesio, en Delicias, con el área de Colón, a la altura de las naves que ahora ocupa el complejo hostelero Estación Gourmet.

La Sociedad Valladolid Alta Velocidad no quiere solo cantidad, sino calidad y por ello estudia obras de mejora en muchas de las conexiones ya existentes. Entre ellas, las urbanizaciones de los túneles de Casasola o San Isidro, así como labores de remozado de los pasos inferiores de peatones ahora en servicio.

Reducir el canal del tren

Acompañando a la intervenciones de permeabilidad, se buscará una adecuación de los bordes de la vía. Allá donde sea posible reducir la anchura de las servidumbres ferroviarias se ganará espacio para el peatón y para zonas verdes. El coste integral de este proyecto alcanza los 354 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aportará 72,25.

En el presupuesto total se incluyen las obras de conclusión de la variante para trenes de mercancías, a la que aún le queda mucho tajo, y la construcción de la nueva estación de autobuses junto a la de trenes, una obra que gestionará la Junta de Castilla y León.