Del páramo de Santovenia al frío noruego

El teniente Carlos Jiménez, que estará al frente del grupo de la Aalog 61, de Valladolid. /RODRIGO JIMÉNEZ
El teniente Carlos Jiménez, que estará al frente del grupo de la Aalog 61, de Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ

Veintidós militares partieron ayer de la base del Empecinado para participar en una maniobra con 40.000 soldados de la OTAN

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Un grupo de 22 militares (cuatro son mujeres ) de la Agrupación de Apoyo Logístico (Aalog 61) partió ayer por la mañana de Valladolid para embarcar en el puerto de Motril (Granada), desde donde se desplazarán con vehículos y material de la base del Empecinado en Santovenia hasta Noruega.

El país nórdico acoge este mes el despliegue de cerca de 40.000 soldados procedentes de países de la OTAN, que participarán en unas maniobras que se consideran las más importantes hechas hasta la fecha por el Tratado del Atlántico Norte en cuanto al número de efectivos.

Los militares adscritos a la base del Empecinado se integrarán en una unidad multinacional de carburantes, conocida en sus siglas inglesas como MCPU.

Para el teniente de Intendencia Carlos Jiménez Sánchez (Granada, 1981), esta es su primera misión internacional, y ha requerido para todo el grupo una preparación de semanas. De hecho, también ha viajado en otras cuatro ocasiones para labores de reconocimientos de la zona en Trondheim, que está a unos 400 kilómetros de Oslo.

«Durante el ejercicio Trident Juncture (TRJE 18) los militares de la Aalog 61 abasteceremos de combustible a las unidades tácticas. Nos proveerá una compañía de Noruega, y nosotros nos encargaremos de su almacenamiento y distribución al resto de grupos desplegados, ninguno de ellos español. Vamos a estar colaborando en la MCPU con unidades de carburantes de Lituania y Francia», explica.

Llegada para el 11 de octubre

Bajo esta premisa van a trabajar un brigada, dos sargentos, tres cabos 1º y miembros de la tropa con personal de Estados Unidos, Canadá, Noruega, Finlandia y Suecia. Aunque estos dos últimos no forman parte de la OTAN aportan fuerzas.

La llegada a este país está prevista el 11 de octubre, para luego efectuar el ejercicio principal entre los días 25 de este mes y el 7 de noviembre. En estas maniobras participarán también miembros de la Aalog 21 de Sevilla, del Grupo Táctico de la Brigada Guzmán El Bueno de Córdoba, un batallón Istar, y una unidad de artillería antiaérea de Cádiz.

Los militares del Empecinado, que prestan servicio a los vehículos del Regimiento de Caballería Farnesio, al Grupo Villaviciosa, a la Usba y al campo de tiro de Renedo-Cabezón, aprovecharán la estancia en Noruega para comprobar los efectos de las bajas temperaturas.

«Hasta 35 grados bajo cero se registran allí, por lo que el combustible tiene que reforzarse con aditivos especiales para que no afecte al normal funcionamiento de los motores y carros de combate», apostilla el teniente Jiménez.

De hecho está previsto que se desplieguen hasta 10.000 vehículos de ruedas y de cadenas, que en el caso de la participación española incluye los carros Leopardo. También se emplearán 120 aviones y 70 buques de la OTAN.

La Aalog 61 ha participado en lo que va de año dando apoyo logístico a unidades de combate en Líbano, bajo mandato de Naciones Unidas. También tiene miembros en Afganistán y el próximo mes se desplazará otro grupo a Malí, con la misión de adiestrar a las fuerzas armadas de ese país.