Los grafiteros vuelven a la carga en Peñafiel

Pintada en la Avenida del Empecinado. /A. O.
Pintada en la Avenida del Empecinado. / A. O.

Los vecinos alertan de un incremento de las pintadas y los actos vandálicos en la villa

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZARO

Los grafiteros han vuelto a la carga en Peñafiel y han llenado de pintadas muros y paredes de la localidad, en una campaña de vandalismo que ha provocado importantes daños en propiedades públicas y privadas. Después de unos pocos meses de relativa calma, que no de cese total, durante las últimas semanas se ha producido un perceptible repunte de las pintadas. En esta ocasión, los autores han ampliado su radio de acción y también se han dedicado a realizar pintadas en los exteriores del municipio. Incluso, de forma puntual, han extendido sus malas artes a alguna localidad próxima a Peñafiel. Y como en anteriores ocasiones, no se libra ningún tipo de superficie, algunas restauradas tras ser pintarrajeadas en anteriores ocasiones, como es el caso del quiosco de música del parque de La Judería. Además, ya circulan por los teléfonos móviles de peñafielenses, a través de 'whatsapp', fotos en las que los 'presuntos artistas' posan delante de sus creaciones.

El hartazgo vecinal es evidente y, gracias a la presión social, con recogida de firmas incluida, este asunto incluso ha sido el único que durante este mandato ha conseguido algo insólito a nivel municipal, con una asamblea con el alcalde –quien se rodeó de su equipo de Gobierno– abierta a la participación de los vecinos y a la que acudió un buen número de residentes en la localidad. Fue a comienzos del año pasado. Hubo debate y demandas hacia la Alcaldía, palpándose el hartazgo de los asistentes, que además no vieron satisfechas sus inquietudes.

Los grafitis ensucian la travesía del Mercado | andalismo en Juan Martín el Empecinado | El quiosco del parque de la Judería lleno de pintadas. / A. O.

El concejal de Candidatura Independiente llevó al pleno un borrador de ordenanza de convivencia ciudadana que finalmente no prosperó, debido a los votos en contra del equipo de Gobierno. El alcalde, Roberto Díez, se ha manifestado en distintas ocasiones contrario a una ordenanza respecto a pintadas y grafitis debido, principalmente, a que «este tipo de delitos ya están regulados por ley», por lo que es partidario de «medidas educativas». Por ello, desde la Concejalía de Juventud se organizaron charlas en el instituto Conde Lucanor.

Como de los daños no se libran ni propiedades públicas ni privadas, el pleno sí que aprobó, a propuesta de la oposición, una ayuda municipal a la que pueden acogerse aquellos propietarios cuyo inmueble afectado esté dentro del casco histórico. La cuantía económica sirve para afrontar los gastos derivados de la limpieza de las fachadas y que no suele estar incluida en los seguros de hogar y comunidades.

 

Fotos

Vídeos