Cien vestidos que han hecho Historia

La ilustradora de 'Sexo en Nueva York', Megan Hess, recopila en un libro un centenar de vestidos que han marcado un hito en el tiempo

Cien vestidos que han hecho Historia
Sonia Quintana
SONIA QUINTANA

Desde el famoso vestido plisado marfil -de escote halter y falda evasé- que diseñó William Travilla para Marilyn Monroe en 'La tentación vive arriba' hasta el Valentino de alta costura negro y blanco, rescatado de los archivos de la firma para aquella ocasión, con el que Julia Roberts recogió su Óscar como Mejor Actriz por su trabajo en 'Erin Brockovich'. Así hasta cien. La ilustradora australiana Megan Hess, que en 2008 ilustró el éxito de ventas 'Sexo en Nueva York', escrito por Candace Bushnell, ha recopilado en 'Historia de la moda en 100 vestidos' (Lunwerg) un centenar de ilustraciones con los vestidos que han marcado un hito en el tiempo. «Algo ocurrió cuando una mujer se vistió con ellos: pasaron de ser una simple prenda a ser algo inolvidable», señala la autora.

'Historia de la moda en 100 vestidos'

Autor: Megan Hess. Editorial: Lunwerb. Precio: 19,95 euros.

Hess devuelve así a nuestras pupilas a Nicole Kidman en la gala de los Óscar 2007 enfundada en el deslumbrante vestido rojo con escote halter rematado por un lujoso lazo atado a la nuca, obra de Nicolas Ghesquière para Balenciaga; a Hilary Swank, con un vestido largo azul de Guy Laroche que dejaba al descubierto su espalda cuando recogió el Óscar como Mejor Actriz por 'Million Dollar Baby' o a Amy Adams con su vaporoso vestido con falda de chifón imitando un plumaje que Oscar de la Renta creó en 2012 para la nominada por su papel en 'The Master'.

La australiana no se ha olvidado tampoco del maravilloso vestido drapeado de color escarlata, obra de Marilyn Vance, con el que que Julia Roberts recorrió el vestíbulo del hotel del brazo de Richard Gere en 'Pretty Woman'; del minimalista vestido blanco de crep de lana, de cuello alto y muy ajustado, creado por Ellen Mirojnick para Sharon Stone en 'Instinto básico' o del 'little black dress', en versión larga, de Givenchy que Audrey Hepburn hizo inolvidable en la icónica escena frente al escaparate de Tiffany's en la Quinta Avenida de Nueva York en 'Desayuno con diamantes'.

El vestido rojo brillante con enormes mangas de tul abullonadas con el que la cantante Diana Ross volvió a los escenarios en la Holywood Bowl de 2013, el confeccionado con carne cruda que Lady Gaga llevó en la gala de los MTV de 2010 o el de Madonna en el videoclip 'Like a Virgin', sin olvidar algunos de los vestidos de novia que han dejado huella en la Historia de la Moda: desde la princesa Diana a Catalina de Cambridge.

Hess ha dibujado miles de vestidos a lo largo de los años. Cien de esos bocetos dan forma a esta 'Historia de la moda en 100 vestidos'. «Quizá no sean los más caros o los más exclusivos; tal vez no perseguían la excelencia. Pero... Se convirtieron en un icono», asegura la autora. Doy fe.