Soria

La conexión a Internet, el empleo y la vivienda, principales reivindicaciones de los alcaldes para luchar contra la despoblación

Feria de repoblación Presura 2018 en Soria. /El Norte
Feria de repoblación Presura 2018 en Soria. / El Norte

La delegada del Gobierno, Virginia Bacones, escucha las necesidades de los ayuntamientos en la feria para la repoblación Presura en Soria

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROELSoria

'Municipalismo y repoblación de la España vacía' es el título de la mesa redonda que moderó la delgada del Gobierno en Castilla y León Virginia Barcones antes de finalizar la primera jornada de la feria de repoblación Presura 2018 que se celebra en Soria hasta el domingo organizada por el centro coworking El Hueco y la ONG Cives Mundi. Tres alcaldes y un consultor financiero, los cuatro analizaron las posibles soluciones para paliar la despoblación desde diferentes puntos de vista y bajo el planteamiento de las cuestiones de Barcones. 

Entre las conclusiones, «las entidades locales deben tener herramientas para luchar contra la despoblación y deben expresar sus necesidades para que las administraciones establezcan la estrategia más eficaz posible». Virginia Barcones planteó a los intervinientes una serie de preguntas para obtener respuestas de los pequeños municipios que ayudarán al Ejecutivo Central a la elaboración de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, «en la que tienen que estar todas las administraciones, desde el Gobierno, hasta las Comunidades Autónomas, pasando por las Diputaciones y, por supuesto, las entidades locales que tienen mucho que aportar». La lucha hasta el momento ha sido individual de cada pueblo, «ahora tenemos que remar todos en la misma dirección», apuntó Bacones. 

Paulino Herrero es el acalde de Navaleno, un pueblo de 800 habitantes en la comarca de Pinares de Soria. Apunta que «un mirada nacional, regional y local desde el municipalismo hacia la despoblación es el análisis que tenemos que abordar, hay que atajar la lacara tratando de buscar apoyos externos porque ya los vamos a tener a nivel europeo». Para avanzar y no involucionar, «Navaleno necesita tener vivienda, empleo y servicios; vivienda digna en una zona fría como Soria, empleo o generación empleo porque siempre tenemos recursos para que los futuros pobladores puedan sentar las bases del autoempleo porque recursos sobran; los servicios tienen que acompañar porque la actuación tiene que ser integrada en todos los aspectos, no puede faltar una panadería, una tienda, o un bar, y el pueblo que no lo tenga tiene que buscar alguna fórmula para incorporarlo». Herrero añadió que «las medidas contra la despoblación deben partir de cada municipio y si se escuchara a la gente que no quiere irse se su pueblo cualquier plan y estrategia sería más eficiente». 

Barcones se encargó de reiterar que «la población es un problema de Estado porque se ha desequilibrado el territorio y la población, tanto es así que el 80 por ciento de la población vive en el 20 por ciento del territorio en España, por lo que es un problema del conjunto del país tanto es así que la sobrepoblación también es un problema». 

María Luisa Aguilera es la alcaldesa de San Esteban de Gormaz y se encontró en 2015 con el reto de hacer atractivo el municipio soriano con 19 núcleos de población, es eminentemente vitivinícola en Ribera de Duero. Aguilera pide «que los ayuntamientos tengan un peso específico en el reparto de los fondos de cohesión así como deben tenerlo los grupos de acción local, porque de esta manera podríamos sacar adelante más proyectos que tenemos en cartera. Todas las medidas que hemos ido planteando tanto de ámbito fiscal, financiero como social, son fundamentales para paliar la despoblación, y lo decimos nosotros que de verdad conocemos el territorio». 

Óscar Izcara, alcalde de Covarrubias (Burgos), recuerda que su pueblo es ejemplo de gestión de turismo rural pero «nos falla algo en el momento en el que los fines de semana los alojamiento rurales están completos pero entre semana vuelve a bajar la población». El gran reto es la conectividad a Internet, telefonía móvil y telefonía fija «porque hay muchos pueblos todavía no tienen teléfono fijo, mismamente Covarrubias lleva cuatro meses sin telefonía fija, hay que concienciarse de que es nuestro derecho y los gobiernos estatal y regional deben y tienen que darnos eses servicio». 

Jorge Juan García, es el gerente de Velsosillo Dreams (Segovia), consultor financiero. Señala que «un pueblo solo puede vivir si es suficientemente atractivo respecto a la ciudad, por lo que necesitamos de las administraciones que nos dejen hacer». En Vellosillo viven dos personas en todo el año aunque en verano superan las 200, nos quedamos sin agua potable y sin luz, «lo que significa que no se planifica bien lo que muestra un colapso en los servicios, un Estado fallido en el que la administración no es capaz de proporcionar las necesidades básicas a sus ciudadanos». García dice que «necesitamos descentralizarnos totalmente del Estado en cuando a tomar decisiones, las instituciones solo deben proporcionarlos los servicios básicos». Y algo muy importante, que es la desburocratización, «podemos afirmar que es más difícil ahora mismo montar una PYME en un pueblo que en cualquier ciudad y en nuestro pueblo tenemos 70 proyectos empresariales de gente que los montaría para vivir en nuestro pueblo pero están enfangados en un papeleo incomprensible, si esto se facilitara podríamos provocar una huida masiva de la ciudad a los pueblos para crear una economía sostenible factible en el entorno rural». 

Finalmente, la vivienda es otro de los aspectos que se debatió en la mesa redonda puesto que «el 80 por ciento de los activos inmobiliarios de los pequeños pueblos están o van a estar en ruinas activos». En Vellosillo «tenemos 400 solicitudes de gente que quiere venir al pueblo pero no hay disponibilidad de vivienda por lo que proponemos un plan de obra nueva solo para gente que venga a vivir y trabajar al pueblo, y que sea radicalmente sostenible radicalmente con una primera promoción bioclimática y que estén vendidas en cuando se hagan».

Todos los alcaldes coincidieron en que gran parte de los pobladores nuevos que llegan, son teletrabajadores, «que necesitan una conexión decente a Internet y nos encontramos que gran parte de nuestros municipios no tienen esa conexión pese a que Europa obliga a que en 2022 el cien por cien del territorio del continente esté conectado a Internet, de lo contrarió multarán al país».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos