Los escolares asaltan el castillo

Los niños, vestidos de guerreros medievales, corren hacia la fortaleza. /M. Rico
Los niños, vestidos de guerreros medievales, corren hacia la fortaleza. / M. Rico

Turismo inaugura la visita teatralizada a la fortaleza en su adaptación para niños con los alumnos del colegio San Gil

MÓNICA RICOCuéllar

Cuéllar tiene un nuevo señor, el Duque de Alburquerque, algo que los más pequeños ahora también podrán conocer, de la mano de la nueva visita teatralizada al castillo en su versión especial para escolares, que se presentó ayer ante los alumnos de primero de infantil del colegio San Gil de la localidad. Se trata de una versión realizada especialmente para colegios y colectivos formados principalmente con niños y cuenta con varios cambios con respecto a la teatralización de adultos, que se presentó el pasado mes de febrero. Se adapta, ya no sólo en el lenguaje que utilizan las guías de turismo para dar a conocer la fortaleza, sino también a través de los actores y los personajes que actúan dentro de la obra, según señaló la concejala de Turismo, Nuria Fernández, que acudió a la inauguración de esta iniciativa.

Fernández destacó espacios como la mazmorra, que en la visita para el público en general «es como más triste. Ahora no da esa sensación de mazmorra, pero sí que les da una idea, y sólo con el espacio y el sonido ya se dan cuenta de lo que pudo ser». La adaptación de la obra comienza desde el principio, pues los pequeños están dispuestos a asaltar el castillo. Para ello se les dota de casacas y espadas, con los que se convierten en pequeños caballeros medievales. Guiados por la capitana Noemí, una de las guías de Turismo, los pequeños descienden a gran velocidad por el foso para tomar el castillo, y a través de una pequeña puerta acceden a la liza.

Una vez allí, la guía les detalla qué es la liza y las trampas que existían para impedir a los enemigos el acceso a la fortaleza. En una de las puertas aparecen los primeros personajes, tres alegres juglares que a través de la música anuncian a los pequeños que hoy es día de fiesta en la villa, puesto que ha llegado un nuevo señor. Seguidamente, el grupo se dirige hacia la fachada principal del castillo antes de acceder a su interior, donde pasan por la mazmorra, en una visita adaptada para los más pequeños.

A continuación, los escolares recorrieron los mismos espacios que en la visita habitual, como son la sala del trono o la de las damas. En ambos casos uno de los personajes se cambia por un divertido juglar que incluso les hace danzar. También la guía, con un vocabulario adaptado a su edad, les detalla algunos de los elementos más destacados de los espacios. Tras subir a lo más alto del castillo, conocer una pequeña muestra de armas, más detalles y curiosidades del castillo y acercarles un poco más la figura del primer Duque de Alburquerque, Beltrán de la Cueva, y su mujer, Mencía de Mendoza, los pequeños pasan a la zona de cocinas y bodegas, donde el espectáculo continúa animado con música, canciones y diversión.

La obra «es mucho más divertida, más amena y participativa que la de adultos», apuntó Fernández, que destacó que ya desde el primer momento, vestirles con la casaca y las espadas y darles la oportunidad de atacar el castillo, los pequeños se muestran encantados. «Se ve ya cuando bajan por la ladera hacia el foso cómo disfrutan», destacó, señalando que los pequeños «se meten en la historia desde el principio», teniendo en cuenta que en muchas ocasiones los profesores han estado trabajando con ellos previamente para que conozcan los personajes que van a visitar. Con todo ello se consigue que los niños «estén plenamente integrados en lo que es la obra de teatro y se han desplazado totalmente a la Edad Media», consiguiendo un espectáculo en el que «disfrutan muchísimo y aprenden bastante».

Campaña

Con la nueva visita teatralizada infantil comienza la campaña especial de Turismo destinada a los centros educativos. La concejala de Turismo aseguró que en breve se presentarán las distintas novedades que se han preparado para los próximos meses, que comienzan con la renovación de la teatralización y la proyección hacia los colegios «para que conozcan que hay un nuevo duque en el castillo de Cuéllar y que pueden conocer su figura y parte de la historia de la Edad Media».

Aunque aún no haya comenzado la nueva promoción, ahora las visitas escolares comienzan de forma más intensa. De hecho, Fernández aseguró que esta semana ya han contado con varios grupos y las visitas no cesarán durante el mes de marzo, todo ello a pesar de que no se ha lanzado la campaña de publicidad, que se iniciará la semana que viene, con el fin de captar excursiones escolares para los meses de abril, mayo y junio, las más fuertes en lo que a los colegios se refiere.

Además, un año más, desde Turismo han colaborado con las Asociaciones de Madres y Padres de los colegios de infantil y primaria de la localidad ofreciéndoles la visita teatralizada al castillo a un precio reducido. La iniciativa trata de que «los niños de nuestra localidad conozcan los recursos que tiene la villa, no ya como uso turístico, sino como modo para conocer la historia de dónde viven y que conozcan el castillo», apuntó Fernández, que aseguró que la mejor manera de hacérselo llegar es a través de las AMPAS, lo que lleva haciendo más de una década para que tengan la oportunidad de conocer de primera mano los atractivos del municipio.