Un proyecto pionero transformará los residuos chacineros en biocombustibles en Guijuelo

Representantes de las instituciones y empresas participantes en el ambiciso proyecto, en la EDAR. /WORD
Representantes de las instituciones y empresas participantes en el ambiciso proyecto, en la EDAR. / WORD

'Ad-visor' desarrollará un sistema de valoración integral de subproductos animales y lodos de depuración en la depuradora de la localidad salmantina

REDACCIÓN / WORDGUIJUELO

La Estación depuradora de Aguas Residuales de Guijuelo (EDAR) se convertirá en el plazo de dos años en un ejemplo de economía circular a nivel mundial. Así lo anunciaron ayer los miembros del consorcio, que liderado por Aqualia, vendrán a poner en marcha este proyecto pionero que pretende dar soluciones ambientales y económicamente sostenibles a los residuos que se generan en la localidad.

«Desde el Ayuntamiento de Guijuelo existe un gran compromiso por conseguir la máxima sostenibilidad y eficiencia del uso de los recursos. Buena muestra de ello es el impulso que desde hace años se ha hecho del proyecto 'Guibep' (Guijuelo Iberian Pork Industry Bio Economy Plan), concebido por el Consistorio como un modelo singular de bioeconomía en torno a la industria cárnica porcina», explicó el alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano quien calificó proyectos como el que se presentaba ayer de «una apuesta de futuro» asegurando que «no solo vendrá a resolver el problema del tratamiento de los residuos sino que puede servir para el desarrollo de una nueva línea económica de generación de empleo en el mundo rural».

El Ayuntamiento, que junto a Aqualia, las empresas Bioner Servicios Técnicos SL (especializada en el diseño y construcción de sistemas de fermentación); la empresa de base tecnológica, Te Consulting House 4 Plus S.L. (teCH4+) y el matadero de Guijuelo SA (Maguisa) forma parte del consorcio impulsor del proyecto Ad-Visor, viene de este modo a dar un nuevo impulso a la línea de trabajo que se viene llevando a cabo desde hace unos años.

Proyecto municipal

«Es un proyecto que nace de la propia corporación municipal», apuntó el primer edil recordando que desde el pasado año el Ayuntamiento de Guijuelo en colaboración con Aqualia trabaja en la posibilidad de tratar, en la Estación Depuradora de Aguas Residuales, los residuos que se generan en los procesos productivos de la industria agroalimentaria transformándolos en subproductos valorizables como es el biogás. «Con el proyecto Ad-Visor, que desarrollará un sistema de valorización integral de subproductos animales y lodos de depuración para conseguir biocombustible para vehículos y bioplásticos, se viene a dar un nuevo impulso a la línea de trabajo que desde el Ayuntamiento se está llevando a cabo para promocionar la economía circular», agregó para dar paso a los técnicos que explicaron los entresijos del proyecto.

«La propuesta supone una solución innovadora con la que obtener un uso beneficioso de estos residuos», explicó Marta Casao, jefe del Departamento Depuración Zona I, de Aqualia. La tecnología a implantar en la depuradora de aguas residuales del municipio permitirá alcanzar objetivos más ambiciosos que los actuales (depuración del agua residual para devolver el agua tratada al medio en óptimas condiciones), añadiendo la valorización integral de subproductos animales no destinados al consumo humano y la producción de biocombustible y bioplásticos. «Estamos en la etapa de investigación para ver la viabilidad y qué tipo de tecnologías habría que implantar», explicó recalcando que lo más inmediato será la producción de biometano que se podría utilizar en una veintena de vehículos municipales «lo que supone un impulso para convertir Guijuelo en una localidad sostenible».

1,4 millones de presupuesto

El proyecto durará 2 años y 3 meses y cuenta con un presupuesto de 1,4 millones de euros cofinanciado por el programa FEDER Innterconecta del CDTI con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad y de la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) hasta finales de 2020.

«El proyecto se desarrollará en diferentes etapas que servirán para convertir los subproductos en biocombustible para el repostaje de vehículos, fertilizantes y bioplásticos que tendrán una gran biodegradabilidad», añadía Víctor Monsalvo, Responsable Área Ecoeficiencia del Departamento de Innovación y Tecnología de Aqualia. «Estamos siendo muy pioneros», añadió recordando que el proyecto tendrá dos etapas: una inicial de investigación y una segunda de implementación de las nuevas infraestructuras a la depuradora.

Con respecto a los subproductos, será el matadero Local Maguisa SL el que aportará los residuos que se transformarán en nuevos productos. «De momento seremos nosotros los que aportaremos los residuos y después será el consorcio y el Ayuntamiento el que determine cómo se gestionará esta nueva línea de trabajo», apuntó Luis Picado, director gerente de Maguisa, matadero que genera anualmente 19 millones de kilos de residuos varios como purines, agua de cola, gelatinas, pelos, fangos o sangre, entre otros.