Los pasos de la solidaridad

Milagros Carvajal entrega un diploma de agradecimiento a José María Ibáñez Arenas. /MARTA MORAS
Milagros Carvajal entrega un diploma de agradecimiento a José María Ibáñez Arenas. / MARTA MORAS

El exboxeador Arenas recorre 105 kilómetros desde Velilla del Río Carrión en favor del Alzheimer

Paloma Aguado Carro
PALOMA AGUADO CARROPalencia

Lo ha vuelto hacer. Y de nuevo, con sus ganas e ilusión características. José María Ibáñez Arenas suma ya un total de ocho carreras solidarias para diferentes colectivos. Sí, Arenas el exboxeador palentino. Pero ante todo, el deportista comprometido con las buenas causas. En este caso, la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer –AFA Palencia– ha sido la protagonista. Arenas ha recorrido, nada más y nada menos, que un total de 105 kilómetros, desde Velilla del Río Carrión hasta la Plaza Mayor de la capital, para recaudar fondos para el colectivo. Un camino que, como siempre, ha superado con el apoyo de sus amigos y la compañía de los moteros de Villoldo.

A las dos de la madrugada partía desde la localidad palentina con el apoyo de su alcalde y de varios vecinos del pueblo, según aseguró la presidenta del colectivo, Milagros Carvajal. El deportista superó con éxito el recorrido, que pasaba por catorce localidades palentinas, a pesar del frío y del cansancio. «Lo peor ha sido el frío helador, no pensé que fuese hacer una temperatura tan baja a la salida de la carrera», aseguraba. Cansado, por su puesto, llegó a la Plaza Mayor media hora antes de lo previsto, a las 13:30 horas de la tarde. Allí le esperaban palentinos, amigos, vecinos, familiares, la concejala de cultura, Carmen Fernández, y la presidenta del colectivo, Milagros Carvajal. No hubo tiempo casi, ni de descansar.

Asistentes a la llegada de Milagros Carvajal en la Plaza Mayor.
Asistentes a la llegada de Milagros Carvajal en la Plaza Mayor. / MARTA MORAS

«Soy un hombre pobre pero muy rico. Recibo siempre la ayuda de los demás y espero hacer siempre lo mismo, mientras mi cuerpo aguante», confesaba el expúgil a su llegada a la Plaza Mayor. Y es que, a sus 60 años, nada ni nadie se interpone en su camino y en sus metas. La última vez que contribuyó con causas solidarias palentinas, fue en el chapuzón navideño. Por tierra o por agua, consiguió superar el frío de uno de los eventos más tradicionales en la capital. Por esta razón, asegura, se siente siempre orgulloso y feliz de ayudar a los demás y «no puede pedir nada más», con el cariño y la felicidad de las familias de personas que sufren Alzheimer, «más que satisfecho». Para esta carrera de 105 kilómetros, se ha estado preparando desde agosto cada día, haciendo un kilometraje diario y cuidando su alimentación. Sin embargo, como él mismo asegura, el deporte ha sido su vida, y hasta que pueda permitírselo, lo seguirá siendo «con mucho gusto».

El colectivo, agradecido

La presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhemier, Milagros Carvajal, agradeció la colaboración del exboxeador en una iniciativa «ilusionante y llena de compromiso». A su llegada a la Plaza Mayor, le hizo entrega de un certificado de participación que Arenas agradeció con entusiasmo y aseguró que en estos gestos está «lo verdaderamente importante».

El exboxeador fue quien acudió a la sede del colectivo para ofrecer su ayuda a través del deporte. «Hoy, gracias a esta iniciativa, nuestra asociación está viva en Palencia», aseguraba Carvajal sonriente. Además, el colectivo ofreció un chocolate solidario, del que disfrutaron durante la jornada muchos palentinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos