La tormenta no cesa y mantienen cortada la conexión ferroviaria entre León y Asturias

Un vehículo con cadenas para poder circular en las inmediaciones de Pajares. / J.L. Barrio

Las precipitaciones continuarán este lunes y podrían dejar hasta 15 centímetros en el norte de León | Las precipitaciones afectarán especialmente a la provincia de Burgos

LEONOTICIAS | AGENCIASLeón

No cesa la tormenta de nieve, la más importante en el mes de octubre desde los años 50, pero se alivia la situación.

Es la situación que se presenta en la provincia de León a primera hora de este lunes, jornada en la que se mantiene cortada la conexión ferroviaria con Asturias y en la que aún hay importantes problemas de circulación.

En concreto se ha podido reabrir el puerto de Pajares, pero se mantiene en nivel de precaución y por momentos con cadenas.

Más información

De este modo las copiosas nevadas de las últimas horas mantienen a esta hora cortada a la circulación cuatro carreteras -tres en Burgos y una en Salamanca- de la red secundaria, mientras que complica el tráfico y obliga a extremar la precaución en la Autovía del Noroeste (A-6) en Vega de Valcarce (El Bierzo), y en la autopista AP-66, hacia Asturias, según informan fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En concreto, las precipitaciones blancas impiden circular por la DSA-180, en el acceso a La Covatilla (Salamanca), desde La Hoya. También están cerrados los puertos burgaleses de Lunada (BU-572), La Sía (BU-571) y Estacas de Trueba (BU-570), en Burgos.

También las cadenas son necesarias en dos carreteras leonesas de la red principal, la N-625 en Oseja de Sajambre y la N-621 en Boca de Huérgano. Además, los camiones no pueden circular por la N-630, en las inmediaciones del puerto de Pajares, desde Arbás del Puerto (León). De la misma forma, los conductores deben extremar la precaución al transitar por la N-232, en Cubillos del Rojo (Burgos) y la N-623 en Barrio de Bricia.

En cuanto a la red secundaria, se debe extremar la precaución en Burgos en la CL-629 en los puertos de Bocos y La Mazorra, y en Palencia, en la CL-627, en Cervera de Pisuerga y en el puerto de Piedrasluengas.

Finalmente, la niebla afecta a las carreteras segovianas. En concreto, los conductores deben extremar la precaución en la SG-615 y en la CL-601 en Pradera de Navalhorno.

Pajares, camiones 'no'

Las primeras nieves caídas en la temporada siguen dificultando el tráfico en numerosos puntos de la región y mantienen el puerto de Pajares cerrado al tráfico a vehículos pesados, mientras que en la autopista del Huerna, la otra vía de comunicación con la Meseta, se circula pero con precaución, según informa la página del 112 Asturias.

En dicha página se recogen además que otros 14 puertos de montaña permanecen cerrados al tráfico y otros 18 requieren el uso de cadenas para circular por los mismos. demás una veintena de carreteras de la red secundaria permanecen cortadas al tráfico.

Los catorce puertos de montaña asturianos que permanecen en estos momentos cerrados por la nieve son el Puerto del Palo, Pozo de las Mujeres Muertas, Alto de la Marta, Puerto de San Isidro, Leitariegos, Tarna, Collada de Arnicio, Zarréu, L'Acebu, Tormaleo, Somiedu, San Lorenzo y Ventana.

Por otra parte la Consejería de Educación y Cultural ha decidido suspender las clases en los concejos de Degaña, Allande, Cangas e Ibias. Así, este lunes, un total de 1.323 alumnos de 15 centros no podrán acudir a los centros educativos.

La medida afecta en el concejo de Degaña a un centro con 63 alumnos, en el concejo de Allande a dos centros con 104 alumnos en total, y en el concejo de Ibias a dos centros con 51 alumnos.

El concejo más afectado es el de Cangas del Narcea, el más grande en territorio de toda Asturias, por lo que la suspensión de las clases afecta a cuatro colegios Rurales Agrupados, a cinco colegios públicos y a un IES.

Van a ser un total de 1.105 alumnos cangueses los que este lunes se tengan que quedar en sus casas.

Siguen las precipitaciones

Las nevadas continuarán este lunes y podrían dejar hasta 15 centímetros en el norte de Castilla y León, en la Cordillera Cantábrica. En el resto los espesores oscilarán entre los cinco y los dos centímetros en una jornada en la que la provincia de Burgos será la más afectada.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada el aviso amarillo ante el elevado riesgo de que se registren nevadas copiosas en la Cordillera Cantábrica de Burgos, León y Palencia, donde los espesores que se acumularán podrían alcanzar los 15 centímetros.

También nevará en el Sistema Central de Segovia, con un máximo de cinco centímetros, al igual que en la Ibérica de Soria. Además, se esperan unos dos centímetros en la zona de la meseta de esta última provincia, ocho en la Ibérica y hasta cuatro en el Condado de Treviño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos