Izan, el único niño de Pendilla

Izan Cañón González es el único niño de la localidad leonesa de Pendilla | Nunca había llegado a esta localidad el transporte escolar | «Estamos orgullosos y nos ha encantado volver al pueblo», aseguran los padres del pequeño

Izan en el momento de iniciar su viaje en el transporte escolar./
Izan en el momento de iniciar su viaje en el transporte escolar.
LEONOTICIASLeón

Cuando Miguel y Diana decidieron regresar al pueblo, Izan tenía un año de edad. Los padres apostaron por volver a la localidad materna como una puesta personal. «Era lo mejor, teníamos allí una casa y siempre es mejor que tener que pagar un alquiler», asegura Miguel.

Así que sin pensárselo durante más tiempo cogieron las maletas y se plantaron en Pendilla de Arbás, localidad perteneciente al municipio leonés de Villamanín. Allí apenas hay una treintena de casas en su mayoría deshabitadas y tan sólo residen ocho personas.

«Somos pocas personas pero la calidad de vida es buena y estamos contentos», reconoce ahora la familia.

Vuelta al transporte escolar

Dos años después de vivir en Pendilla ahora ha llegado el momento de escolarizar al pequeño Izan Cañón González así que por primera vez en la historia de esta localidad el transporte público para escolares ha llegado a la zona.

Izan, asegura su padre, está feliz de ir al colegio y encuentra un punto divertido su diario viaje en el furgón escolar. «Le recogen a las nueve de la mañana y le traen para casa a las cuatro de la tarde», sentencia.

A clase

La ruta en la que se desplaza el pequeño de la familia también pasa por Branillín. Allí Izan se encuentra con Pelayo, otro pequeño que hace historia en el pueblo, y desde esa localidad avanzan hacia Camplongo y Golpejar.

La pena, recuerdan los padres de Izan, es que «no haya más pueblos que se recuperen por familias jóvenes. La experiencia es muy positiva y de verdad que merece mucho la pena».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos