Jimena de Roa, reina de la pista

Jimena de Roa, posa con las medallas del Campeonato de España de pista./El Norte
Jimena de Roa, posa con las medallas del Campeonato de España de pista. / El Norte

La ciclista tudelana logró cuatro oros en el último Campeonato de España y fija sus miras en el próximo de carretera

Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

Los 15 años son una edad difícil, suele afirmar cualquier implicado en formación. Los 15 son los nuevos 18; hoy los adolescentes tienen acceso a un ocio al que antes se llegaba con la mayoría de edad y que no siempre es sano. Aunque no todo se tiñe de negro. Hay jóvenes, en realidad muchos, que prefieren rellenar sus horas no lectivas de otras actividades como el deporte, que es cuna de buenos hábitos. Hay quien a esos 15 años comienza a saber qué es dominar la pista de baile, pero no es el caso de Jimena de Roa. Ella no baila, ella vuela. Sobre su bici. Y por hacerlo se ha convertido en fechas recientes en múltiple campeona de España de ciclismo. Esa modalidad, que incluye varias diferentes tanto de velocidad como de resistencia, le es tan natural que consiguió los oros en las carreras de 500, de keirin –las dos de velocidad–, de puntuación y de persecución –estas, de fondo–, a las que sumó otra presea de bronce en una quinta prueba. Fue un fin de semana «soñado», reconoce, «sobre todo», para sus abuelos. Aunque ella también disfrutó, lo cierto es que el Campeonato de España ya «lo tenía marcado en el calendario», porque disfruta mucho de la pista (igual que de las demás disciplinas; ha ganado también en ruta y BTT).

Aunque se sabe joven, su sueño es poder llegar un día a ser profesional

El tiempo empleado sobre la bici desde que comenzó a montar en ella por imitar a su hermano y seguir el ejemplo de su padre –que compitió de joven– halló una recompensa más en su corta pero prolija trayectoria, en buena medida, por la pasión con la que la vallisoletana afrontó la cita; con una madurez que bien se podría decir innata si no fuera porque el ser deportista, y sobre todo sus hábitos, ayuda. «Empleas mucho tiempo, por eso no es un hobby o una actividad extraescolar más. Te saca tiempo por los entrenamientos y sobre todo los fines de semana por las carreras, pero también te ayuda a organizarte y a disfrutar más cuando puedes. Saco mejor que otros los estudios con la mitad del esfuerzo y sin sus agobios gracias a que, por el ciclismo, tengo que optimizar el tiempo», confiesa.

Muchas de esas horas las emplea en viajar, lo que para muchos es un dislate. No para ella: «Parece que son muchas horas de coche, un finde en Valencia, otro en Sevilla... Siempre me dicen mis amigos que si no paro. Pero me encanta». Dicen, sarna con gusto no pica, y quien quiere llegar lejos en un deporte como el suyo ha de asumir como ella hace, tan joven, el sacrificio que supone, uno por el que comenzó a apostar cuando dio el salto la edad cadete. «Comencé a destacar en infantiles y creía que en cadetes podía irme bien. Este es mi segundo año y me está yendo bien, aunque en carretera empecé un poco mal; en una carrera rompí la bici, en otra pinché...». Lo que no quita para que consiguera acabar tercera en una carrera de la Copa España y quinta en otra. «Estoy contenta. Ahora mi objetivo ahora es intentar ganar una carrera en la Copa y hacerlo bien en el Nacional en julio», indica.

Un referente próximo

Jimena de Roa es integrante del Glas-Iurreta, conjunto del País Vasco en el que corrió Isabel Martín, parte del Bizkaia Durango de categoría UCI. Surgida de la factoria del club de La Victoria, como ella, Jimena la tiene «por un referente», debido a lo que ha conseguido su amiga. Aunque si tiene que hablar de uno por encima de todos, lo hace de Annemiek Van Vleuten, varias veces campeona del mundo y en los primeros meses de este 2019 de la Strade Bianche y de la Lieja-Bastoña-Lieja. «Sobre todo me llama la atención por las cronos», confiesa De Roa, que se ve mejor en carreras que finalizan al sprint o bien como rodadora, y a la vez sueña con llegar a disfrutar de pruebas con las que poder seguir echando horas en el coche. Por qué no, con llegar a ser profesional. «Parece que poco a poco va siendo más fácil. Espero que sea algo más alcanzable dentro de unos años». Aunque por ahora, apostilla, «lo primero es estudiar». Como si su edad fuera otra. Como si no fuera ya reina de la pista.