Miguel de Cervantes, actor de cine y televisión

El legado del escritor se mantiene vivo 400 años después de su fallecimiento en películas, series, canciones e incluso cómics

Escena de El Ministerio del Tiempo/
Escena de El Ministerio del Tiempo
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOmadrid

De Miguel de Cervantes no existe ningún retrato cuya autenticidad haya sido establecida. Sin embargo ha tenido el rostro de Horst Buchholz, Julián Mateos, Juan Luis Galiardo y de Pere Ponce, los actores que le han dado vida en pantalla. Y es que el legado del máximo exponente de la literatura española ha conectado con la cultura del siglo XX y del XXI traspasando las barreras del papel para adoptar el lenguaje del cine, la televisión, la música e incluso los cómics.

La carrera cinematográfica del escritor de Alcalá de Henares arrancó en 1966, cuando comenzó el rodaje de Cervantes, el joven rebelde de La Mancha, una película de aventuras dirigida por el estadounidense Vincent Sherman y que narra su juventud. El encargado de interpretarlo en aquella ocasión fue el alemán Horst Buchholz, un guaperas de su tiempo, que contó en el reparto con la compañía de la actriz italiana Gina Lollobrigida (que encarna a su pareja) José Ferrer (Hassan Bey, el turco que lo tuvo bajo cautiverio en Argel) y un joven Paco Rabal. Pero no tuvo tanta suerte como en su obra escrita, y la cinta pasó desapercibida en taquilla y no fue bien recibida por la crítica de la época.

Quizá por eso el segundo intento de llevarlo al cine llegó mucho más tarde, en 2007, con la película Miguel y William dirigida por Inés París. El guion Jugaba con un hipotético encuentro entre Cervantes y el escritor británico Shakespeare, interpretados por Juan Luis Galiardo y Will Kemp, respectivamente. Ambos genios de la literatura llegan a un pacto de morir el mismo día, algo que no ocurrió en la realidad, ya que el primero falleció el 22 de abril y el segundo lo haría el 23 (aunque realmente ocurrió el 3 de mayo, ya que Gran Bretaña todavía usaba el calendario juliano y no había adoptado aún el gregoriano, como en España). En esta ocasión las críticas no fueron tan malas, aunque tampoco arrasó en taquilla.

Dónde le fue mejor a Cervantes fue en la serie homónima que TVE estrenó en 1981. En esta ocasión fue Julian Mateos el que le puso la voz y el rostro a un escritor ya entrado en la vejez, enfermo y olvidado. La trama arranca cuando en su vida entra un joven licenciado, admirador de su obra, que se propone recuperar la dignidad del insigne escritor solicitando para él una pensión al propio rey de España. A partir de ese momento, el personaje va rememorando los momentos más importantes de su agitada vida.

La serie tuvo nueve episodios y su presupuesto fue uno de los mayores en las producciones de TVE hasta el momento, alcanzando los 140 millones de pesetas. Para la grabación se contrató a 3000 extras y se rodó en más de 110 escenarios naturales a lo largo de tres años. Además, la supervisión de los guiones corrió a cargo del académico de la RAE y Premio Nobel, Camilo José Cela.

También ha recibido el homenaje de El Ministerio del Tiempo. En la segunda temporada de la serie de TVE la patrulla formada por Alonso de Entrerríos, Amelia Folch y Pacino, deben intentar que Cervantes no le vendan los derechos de El Quijote a unos espías ingleses que también viajan en el tiempo. En esta ocasión es Pere Poce el que da vida al escritor, al que interpreta frustrado por no haber podido estrenar la obra de teatro El retablo de las maravillas y con una gran rivalidad con el dramaturgo Lope de Vega.

El Quijote animado

El intento que hasta ahora ha tenido más éxito en acercar la obra de Cervantes a los niños ha sido Don Quijote de la Mancha, una serie de dibujos animados que, además, fueron los primeros que se produjeron íntegramente en España. Se estrenó en TVE en 1979 y para la ocasión se montó un estudio especial en la plaza de las Salesas de Madrid, en el que llegaron a trabajar hasta un centenar de dibujantes. Un hecho que provocó que cada episodio llegara a costar hasta 400 millones de pesetas, una cifra desorbitante que supuso, para desesperación de sus creadores, que la trama se cerrara apresuradamente y concluyera tras 39 episodios.

Sin embargo fue acogida de buen grado y hoy en día varias generaciones son todavía capaces de tararear la canción con la que abría la serie y que era obra del grupo Botones. Además se exportó a más de 130 países y fue traducida al francés, alemán, holandés, italiano, griego, turco, euskera o al japonés, entre otros idiomas.

La misma canción fue versionada por el grupo de rock Mago de Oz en su disco Rarezas de 2006, que también incluye Molinos de viento, otro homenaje al universo creado por el escritor y que no se veía en la música contemporánea española desde El huésped Sevillano, una zarzuela del siglo XXI en la que supuestamente Cervantes asiste a una serie de acontecimientos que después plasmará en La ilustre fregona.

De cómic

Otro género cultural contemporáneo al que ha dado el salto Cervantes ha sido el cómic. El dibujante Miguelanxo Prado narró la vida del escritor interpretando 36 facetas destacadas de su biografía, como su labor de espía de Felipe II, su negocio fallido de horneado de bizcochos, su prisión en Argel, sus cuatro intentos de fuga o su empecinamiento por la escritura.

«Su historia, alrededor de la cual hay algunos episodios dignos de un folletín, es muy ignorada y esta es una oportunidad para conocerla», afirma el ilustrador gallego. También se ha plasmado en viñetas El Retablo de las maravillas, en el que el orensano David Rubin ha convertido el texto teatral en un tebeo de 32 páginas.

Conmemoración televisiva

Y ahora que se acerca la fecha del 400 aniversario de su fallecimiento, las cadenas de televisión también han querido rendirle tributo. LaSexta lo hará con la acción Cervantes Vive, en la que el escritorincluso se ha abierto una cuenta de twitter @Cervantes_Vive, con citas ilustres de sus obras, muy ligadas a la actualidad. Estará presenta en todos los programas informativos y de entretenimiento de la cadena de Atresmedia con contenidos originales: elementos de identidad, piezas de imagen, reportajes, documentales...

TVE, por su parte, ya tiene lista para su estreno Cervantes contra Lope, que narrará el duelo entre ambos genios, interpretados por Emilio Gutiérrez Caba y José Coronado respectivamente, en los años en los que el primero apenas ganaba para vivir con su prosa, mientras el dramaturgo ya triunfaba en el teatro. Además en diciembre del año pasado emitió La Española Inglesa, basada en una de sus novelas ejemplares.

 

Fotos

Vídeos