Defensa autoriza el acceso a los documentos del Archivo de Ávila anteriores a 1968

El Ministerio de Defensa autoriza el acceso público a una parte del Archivo General de Ávila./Ricardo Muñoz/Ical
El Ministerio de Defensa autoriza el acceso público a una parte del Archivo General de Ávila. / Ricardo Muñoz/Ical

Es la primera ocasión en la que se puede acceder a 500 cajas de documentos sin una autorización adicional

El Norte
EL NORTEValladolid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, autoriza el acceso público a una parte del Archivo General de Ávila, anterior al año 1968. Se trata de la primera ocasión en la que se podrá acceder a unas 500 cajas de documentos, con carácter general, sin necesidad de ninguna autorización adicional. Así, se inicia un proceso con el que, progresivamente, se irá autorizando el acceso público a series documentales contenidas en los distintos archivos histórico militares, informa Ical.

En la actualidad, el libre acceso a una parte importante de la documentación anterior al año 1968 no constituye ningún riesgo real para los intereses públicos y el acceso a los citados documentos no afectan ni a la seguridad ni a la defensa del Estado, como ya informó el Ejército de Tierra. Con la presente autorización se atiende la demanda social que existe por conocer los documentos custodiados en los archivos histórico militares.

Todo este proceso se realizará sin poner en riesgo los intereses públicos, con el principal objetivo de facilitar el conocimiento de las Fuerzas Armadas a través de parte de su historia, en la que nunca faltan hechos y obras muy meritorios, destacaron desde el Ministerio en un comunicado.

Según fuentes de Defensa, con esta decisión «se atiende la demanda social que existe por conocer los documentos custodiados en los archivos histórico-militares». Asimismo, se recuerda que todo el proceso «se realizará sin poner en riesgo los intereses públicos, con el principal objetivo de facilitar el conocimiento de las Fuerzas Armadas a través de parte de su historia, en la que nunca faltan hechos y obras muy meritorios».

El Archivo General Militar de Ávila fue creado en el año 1993 ante la necesidad de espacio del Subsistema Archivístico del Ejército de Tierra, cuyos dos principales archivos históricos, el Archivo Central del Servicio Histórico Militar, hoy Archivo General Militar de Madrid, y el Archivo General Militar de Segovia, se encontraban al límite de sus capacidades.

El Archivo General Militar de Ávila se configura como el centro de archivo destinado a acoger la documentación más contemporánea producida por el Ejército de Tierra, con excepción de los expedientes personales de los militares de carrera y tropa, que se conservan en el Archivo General Militar de Segovia y en el Archivo General Militar de Guadalajara, respectivamente.

El núcleo inicial de los fondos del Archivo General Militar de Ávila lo constituye el antiguo Archivo Histórico de la Campaña, que en 1939 unificó en un solo archivo la documentación militar del Ejército Franquista y del Ejército Republicano. A este fondo inicial se incorporaría posteriormente el Archivo de la Milicia Nacional, compuesto de dos fondos: por un lado el de las propias unidades de la Milicia Nacional (Falange y Requetés) y, por otro, el fondo de la División Española de Voluntarios (División Azul). Ambos bloques fueron transferidos desde el Archivo Central del Servicio Histórico Militar, hoy Archivo General Militar de Madrid, en 1994.

Más de 8.500 metros de documentación

En este núcleo principal del Archivo se conservan los fondos de las instituciones y órganos de la Administración Central, tanto anteriores a la guerra, como es el caso del Ministerio del Ejército, como de la zona republicana y franquista. Igualmente, se conservan fondos de instituciones y órganos de la Administración Territorial, como son los del Gobierno de Euskadi, la Generalitat de Catalunya, Comandancias y Gobiernos Militares.

Completan los fondos del archivo las diversas colecciones documentales de fotografías, objetos o recortes de prensa, muchas de ellas recogidas y remitidas por el Servicio Histórico Militar y algunos archivos privados donados por sus propietarios. La mayor parte de la documentación llegó al archivo organizada en unos casos por el reglamento de archivos militares de 1898, en otros por la instrucción de 1939 y más recientemente por el principio de procedencia, dándose la circunstancia que fondos transferidos en distintos momentos pueden haber llegado clasificados por distinta normativa. A día de hoy el archivo conserva un total de 8.511 metros lineales de documentación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos