El Norte de Castilla
Caso Arroyo

El PSOE no apoyará al nuevo alcalde de Arroyo y pide la dimisión de los concejales de IPAE por respaldar a un «corrupto»

  • Los socialistas denuncian el «silencio» del PP mientras Méndez cometía «daños irreparables» al municipio

El Grupo Municipal Socialista de Arroyo de la Encomienda avanzó este jueves que no apoyará en el pleno de investidura a José Manuel Barrio, elegido como sucesor del alcalde de la localidad, el condenado José Manuel Méndez, ya que a juicio de la formación es «continuista» con el trabajo de su antecesor. «Me preocupa que Barrio diga que no se romperá la política de estos años, ¿cuál, la del cohecho y prevaricación? ¿la que ha llevado a un alcalde a la cárcel?», cuestionó la portavoz del PSOE en el Consistorio, Verónica Calvo.

Por ello, el PSOE, quien se felicitó por los años de trabajo para llevar ante los tribunales a Méndez, urgió la dimisión en bloque de los concejales de Independientes por Arroyo (IPAE), formación que sostiene al aún regidor, por permitir con su apoyo la continuidad de un «corrupto» durante el último año, periodo transcurrido desde que se conoció la sentencia de la Audiencia Provincial en noviembre de 2013, ahora ratificada por el Tribunal Supremo, informa Ical.

Al parecer, el Ayuntamiento ha convocado para este viernes, a las 14.15 horas, un Pleno en el que Méndez dejará el cargo. «Nos vende que es una dimisión, pero eso ya lo pudo hacer en el último pleno. Esto es un cese por inhabilitación legal gracias a una sentencia del Supremo», espetó.

Calvo también responsabilizó al PP, con cuyas siglas fue elegido Méndez cuando cometió los delitos de prevaricación y cohecho por los que ahora se condena. Al respecto, los 'populares' han mantenido un «silencio sin respaldo» a las peticiones de dimisión de los socialistas por la incompatibilidad de que el edil siguiera como alcalde.

La concejala, una de las dos con las que cuenta el PSOE en el Consistorio de la localidad del alfoz, habló de «muchos años de muchísimos daños irreparables» y admitió una satisfacción «contenida» por la sentencia, ya que aunque Méndez salga del Ayuntamiento, «lo hace tras ensuciar y manchar el nombre de Arroyo».

Por ello, consideró que debería haber salido hace un años, ya que su victoria en las urnas «no le legitimiza para estar fuera de la ley y los ciudadanos se merecen una gestión honesta y legal». «Siempre han primado los intereses partidistas», comentó. Calvo reprochó a Méndez «la corte de asesores» con los que contaba, «elegidos a dedo, que pasean por el juzgado acusados de usurpación de funciones». Por último, mostró su respeto por la decisión de los ciudadanos en las urnas, pero apeló a la responsabilidad a partir de ahora.

Camino de prisión

La concejala estuvo acompañada del secretario provincial del PSOE, Javier Izquierdo, quien indicó al regidor que «se deje de recursos y coja el camino a prisión». Aunque reconoció que esta sentencia es fruto de una querella presentada por la asociación vecinal Arroyo siglo XXI, alabó el trabajo de los socialistas del municipio que dio luz a esta posibilidad y defendió que no pudieron formar parte de ella porque les exigían una fianza de 72.000 euros.

Izquierdo definió a Méndez como un alcalde «antidemocrático» y acusó al PP de ser «connivente» con su acción al frente del Consistorio, pues cuando cometió los hechos delictivos vinculados a asuntos urbanísticos, se aprobaron en la Comisión Territorial de Urbanismo, presidida por Jesús García Galván, portavoz 'popular' en la Diputación de Valladolid. «Es una vinculación clara y patente», comentó.

Además, señaló que tras los resultados de las Elecciones Municipales de 2007, en los que IPAE consiguió seis concejales, frente a los cuatro ediles del PP y los tres del PSOE, los socialistas ofrecieron a los 'populares' su apoyo para que gobernara la candidata del PP María Ángeles Cantalapiedra, porque el PSOE «prefería un alcalde 'popular' a uno corrupto». «Con complicidad, el PP se abstuvo y optó por ver como regidor a Méndez en lugar de a su propia candidata. Es lo más indecente en un pleno que se ha visto. Que un partido vote en contra de su candidata», criticó.

Tras la sentencia de la Audiencia Provincial en noviembre de 2013, los socialistas solicitaron la celebración de un pleno extraordinario para expulsar a Méndez de la Alcaldía, como sucedió con el alcalde de Jerez de la Frontera, Pedro Pacheco. Para esa convocatoria se necesitaba alcanzar un ratio del 25 por ciento de los concejales a favor, “lo que hubiera alcanzado con los tres del PP y los dos del PSOE” que obtuvieron en los comicios de 2011 -frente a los 11 de IPAE-.

«Pedimos ayuda a presidente del PP de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, y nos contestó Alfonso Centeno con una lacónica carta en la que nos derivaba a los concejales del PP en el Ayuntamiento», recordó Izquierdo, para achacar a Ruiz Medrano que «se parapete tras la Delegación del Gobierno». «¿Dónde estaba el PP cuando le solicitamos colaboración? Daba la sensación de que encubriendo a Méndez», manifestó.

Por último, lamentó que el regidor se vaya «orgullos» de su trabajo y comentó que los ciudadanos de Arroyo deben saber «que muchos euros que debían haber entrado en el Ayuntamiento, lo hicieron en su bolsillo».