vídeo

Tren de mercancías de Renault. / EL NORTE

El Ayuntamiento de Valladolid urge a Adif la conexión ferroviaria de las instalaciones de Renault con el 'by-pass' de mercancías

  • El alcalde de la capital remite una carta a la ministra de Fomento para convocar una reunión urgente del Consejo de Administración de la Sociedad Alta Velocidad

El teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, urgió hoy al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) la conexión ferroviaria de las instalaciones de Renault con el 'by-pass' de mercancías, según informa Ical. Una actuación que permitirá dar salida a los coches de la factoría a través del ferrocarril, tal y como ocurre ahora con la línea Ariza. El coste de la obra para ejecutar esta conexión ferroviaria ronda los 21 millones de euros y permitirá liberar los actuales terrenos de esa zona sur de la ciudad.

Saravia, que mantuvo esta mañana una reunión con el personal de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, aseguró que «no hay fecha para la resolución inmediata» del enlace de las factorías de Renault hacia el complejo de los nuevos Talleres de Renfe. Una vía que irá en paralelo al 'by-pass'.

Ante la falta de diligencia de Adif, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, remitió hoy una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, para solicitar una reunión «urgente» del Consejo de Administración de la Sociedad de Alta Velocidad u otro órgano ejecutivo para principios de septiembre. «Hay que reactivar todos los asuntos relacionados con el soterramiento del ferrocarril en la capital y contar con un mayor compromiso público de la Administración central», apuntó Saravia. No en vano, recordó que el Ayuntamiento promoverá un debate ciudadano sobre el soterramiento entre septiembre y diciembre.

El concejal de Urbanismo lamentó que «no podemos ir a este paso» y un proyecto de tanto interés de la capital no puede estar pendiente de la celebración de unas elecciones generales a finales de año porque es necesario contar con un «calendario razonable».

De momento, la Sociedad Valladolid Alta Velocidad está pendiente del nombramiento de los nuevos consejeros tras los cambios en los gobiernos municipal y de la Junta de Castilla y León. Hay que recordar que la sociedad está compuesta al 50 por ciento por el Ministerio de Fomento y la otra mitad repartida entre la Junta y el Ayuntamiento de Valladolid.

Otro de los asuntos abordados en la reunión de hoy ha sido el cierre del paso a nivel de La Pilarica , la apertura de un nuevo acceso a los Talleres de Renfe desde la vereda de Fuente Amarga y la cesión del depósito de locomotoras al Ayuntamiento, junto a la estación de trenes Campo Grande, para evitar un mayor deterioro de la instalación.

Deslindar parcela

Manuel Saravia reclamó una mayor implicación de Adif para proceder a deslindar una parcela contemplada en la operación del soterramiento, entre el depósito de locomotoras y el Paseo de Farnesio. A su juicio, el terreno servirá para «testar» el mercado y conocer el interés del sector inmobiliario para comprar ese espacio de cara a una próxima construcción de viviendas.

En cuanto a la refinanciación de la operación del soterramiento del ferrocarril a su paso por la ciudad, Saravia comentó que no hay ninguna novedad y desconoce las opciones de endeudamiento y el techo de gasto del Consistorio. El proyecto contempla una inversión de 770 millones de euros y, según el concejal, faltarían más de 300 millones.

El edil reconoció que el proyecto del soterramiento en Valladolid será largo, tal y como está considerado, pero reiteró la posibilidad de «reducir» las prestaciones y el coste de la operación. Citó, por ejemplo, la adecuación de una estación «mínima o de batalla». En todo caso, Saravia renunció a dar plazos porque «ya se han dado muchas fechas».

Traslado de los talleres en octubre

Por contra, el teniente alcalde se felicitó por la buena marcha de las obras del Complejo Ferroviario de Valladolid, que albergará la Base de Mantenimiento Integral (BMI) de Renfe. Anunció que el traslado a esas instalaciones junto al páramo de San Isidro comenzará en octubre, después de realizar las primeras pruebas en septiembre y completar la formación de los maquinistas.

La construcción del Complejo Ferroviario de Valladolid, con un presupuesto de 170 millones, se ajustó para ahorrar unos 40 millones. Está proyectado para atender material ferroviario móvil de ancho UIC y convencional, por lo que será un referente a escala europea en las actividades de mantenimiento y fabricación de material ferroviario.