El Norte de Castilla

Internet revoluciona la docencia y se usa en el 93% de las aulas de colegios e institutos

Alumnos del instituto Tomas Bretón de Villamayor utilizan las tablets en sus clases.
Alumnos del instituto Tomas Bretón de Villamayor utilizan las tablets en sus clases. / WORD
  • Los centros educativos arrojan una ratio de 4,3 alumnos por ordenador, claramente por encima de los 3,6 de la media nacional

El uso de las nuevas tecnologías y de Internet en la vida cotidiana de los miles de escolares y estudiantes salmantinos se ha ensamblado, sin posibilidad de vuelta atrás y de forma imparable, al tejido educativo de la provincia en los diferentes niveles de la enseñanza no universitaria. Esta palpable conclusión se desprende del último informe que ha publicado el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Se trata de un pormenorizado estudio estadístico donde se detalla de forma puntual el uso de los ordenadores, Internet y las tecnologías de la información y la comunicación –las renombradas TICS– en la docencia y el aprendizaje diario en las aulas.

El informe ministerial, publicado hace unas pocas semanas, pone de relieve, extrapolando la marabunta de cifras y porcentajes a la particular orografía educativa de cada provincia y comunidad autónoma, que en Salamanca se contabiliza actualmente una ratio de 4,3 alumnos por cada ordenador. Si el ordenador en cuestión tiene conexión con Internet, la variable mejora sustancialmente y alcanza los 4,9 escolares por terminal.

Ambas cifras –4,3 y 4,9 alumnos por ordenador dependiendo de si está establecida o no la conexión a la red– son extrapolables a los indicadores regionales de Castilla y León y a todas las provincias de la Comunidad. Sin embargo, se encuentran claramente por debajo de los índices que aportan las comunidades autónomas que encabezan y lideran este escalafón. No en vano, el informe ministerial pone de relieve que Murcia es la Comunidad Autónoma con las mejores variables en este apartado, con una media de 7,1 alumnos por cada ordenador. En un relevante segundo puesto y a una distancia cercana irrumpe la comunidad de Madrid, con un meritorio 6,8, y en la tercera posición se ubica la Comunidad Valenciana, con una media de 6,1 escolares por cada monitor.

En todos los casos anteriores, los técnicos del Ministerio de Educación han tenido en cuenta las conclusiones estadísticas que se deducen de cada nivel educativo no universitario, desde Primaria hasta Secundaria y englobando también la Formación Profesional.

Comparaciones

En el otro extremo de la balanza se colocan varias regiones. Sorprende especialmente que el farolillo rojo corresponda al País Vasco, con una media de 1,9 alumnos por ordenador. En parámetros similares oscilan Extremadura, con un decepcionante 2,0, la Comunidad Autónoma de Baleares con solo un 2,1, Andalucía (2,6) y Asturias (2,7).

Con todo, este ‘ranking’ autonómico resulta matizable y ofrece variaciones si el diagnóstico coteja otros datos, como la conexión de los ordenadores a Internet. En esta tesitura, Salamanca y, por extensión Castilla y León, sale mejor parada, con una ratio de 4,9 ordenadores conectados a Internet con fines docentes. Sin embargo, a las tres primeras posiciones vuelven a auparse las tres mismas regiones destacadas anteriormente en la pasada clasificación, aunque intercalando el orden. De esta forma, Madrid se adelanta al puesto de cabeza con 8,8 alumnos por cada ordenador, aventajando a Murcia, que queda rezagada al segundo peldaño con un ratio de 7,9. Eso sí, la tercera posición vuelve a recaer en la Comunidad Valenciana, con un inapelable 7,1.

En el furgón de cola, vuelven a deambular el País Vasco y Extremadura, con indicadores cuantificados en 1, 9 y 2,1, respectivamente.

Si se trazan comparaciones y se pone en la misma balanza la realidad salmantina y castellano leonesa con el conjunto nacional, el estudio estadístico del Ministerio de Educación transporta a unas buenas posiciones tanto a Salamanca como a Castilla y León. No en vano, una de las medias nacionales determinada por los técnicos ministeriales indica que en España se sientan alrededor de un ordenador con fines educativos una media de 3,6 alumnos, claramente por debajo de los 4,3 estudiantes recogidos en los parámetros regionales.

Otro tanto sucede si se enfatiza en torno al número de alumnos de Primaria y Secundaria que pueden disponer en sus centros educativos de un ordenador con conexión a Internet para el aprendizaje diario. Aquí la media provincial y regional se traduce en el discreto 4,9 mencionado anteriormente. Sin embargo, deja en evidencia a la media nacional, con un escaso 4,0.

El completo informe redactado por los expertos del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes parte de diferentes premisas a la hora de obtener conclusiones sobre la realidad de cada comunidad autónoma, en relación a la generalización de Internet, los ordenadores y, en general, las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

Por ejemplo, llama especialmente la atención, en relación con todo lo anterior, el epígrafe que trata de discernir el volumen de aulas de los colegios de institutos que cuentan con conexión a Internet. En este sentido, la disquisición estadística ministerial vuelve a catapultar a Salamanca y, en general, a toda Castilla y León claramente por delante del conjunto nacional.

El informe del Ministerio de Educación especifica que el 93,6% de las aulas utilizadas habitualmente para las clases en los centros de Educación Primaria, Secundaria y Formación Profesional, tanto en Castilla y León como en el caso específico referido a Salamanca, disponen de conexión a Internet. En el caso de los centros privados, se aprecia una implantación mayor, con un 96,6% de aulas, mientras que en los centros de titularidad pública dicho porcentaje se conforma con un 92,.6%.

Nuevamente Castilla y León despunta de forma positiva en el informe del organismo ministerial que gestiona Íñigo Méndez de Vigo, dado que la media nacional se aposenta en el 92,7% de aulas con conexión a Internet, por debajo de la realidad castellano y leonesa y salmantina, donde queda patente el 93,6% mencionado anteriormente.

Si dicho guarismo –93,6%– se disecciona en virtud de los centros públicos y los de titularidad privada, es claramente palpable que los centros privados están demostrando una especial sensibilidad con las TIC, con un 96,6% de sus aulas hilvanadas con Internet. En cambio, en los centros educativos públicos salmantinos este porcentaje cae sensiblemente hasta descender en cuatro puntos, reduciéndose exactamente al 92,6%.