Toma la Palabra lleva a la Fiscalía posibles irregularidades en el censo de dos pueblos de Valladolid

José María Bernardo y Rocío Anguita, representantes de Toma la Palabra en Valdunquillo y Torrecilla de la Torre, respectivamente. /Rodrigo Jiménez
José María Bernardo y Rocío Anguita, representantes de Toma la Palabra en Valdunquillo y Torrecilla de la Torre, respectivamente. / Rodrigo Jiménez

Los representantes de la formación en Torrecilla de la Torre y Valdunquillo aseguran que hay personas empadronadas «en solares, casas caídas y en sitios donde no puede vivir gente»

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

El Partido Popular gobernará en las localidades vallisoletanas de Valdunquillo y Torrecilla de la Torre durante los próximos cuatro años. Dicho de otra forma, Mariano Valdivieso y Carlos Real ostentarán el bastón de mando durante la presente legislatura. Al menos así será hasta que la justicia dicte sentencia y diga lo contrario, pues minutos después de las once y media de la mañana de este lunes, la plataforma Toma la Palabra (TLP) ha presentado ante la Fiscalía una amplia documentación recopilada «durante semanas que muestra evidencias de posibles alteraciones en los censos electorales». Con ello, el «único» objetivo, han defendido, es marcar un precedente, «hacer pedagogía política y limpieza electoral». «Simplemente», ha afirmado la representante de la formación en Torrecilla de la Torre, Rocío Anguita, «que no sigan siendo alcaldes personas que no tienen el apoyo de la gente».

Según recogen en sendos escritos, antes de los comicios municipales hubo gente -dos en el caso de Valdunquillo- que se inscribió en el censo electoral de manera «irregular», pues figuran como empadronados en «solares, casas caídas y en sitios donde no puede vivir gente», ha aseverado Anguita. «Pedimos que se abra la investigación correspondiente. Lo que no puede ser es que sumemos y sumemos alcaldías a base de estas cosas», ha argumentado la representante.

En el caso concreto de Torrecilla, las urnas fueron caprichosas. Con tan solo una treintena de vecinos, en este pequeño municipio de Torozos el azar decidió, tras un empate a once votos por la primera posición entre Eduardo Martín, alcalde en funciones, y José Carlos Real, ambos en la lista del PP, quién ocuparía el tercer sillón en el Consistorio. La Junta Electoral resolvió mediante sorteo que la socialista Raquel Sanz sería la tercera concejala. Por todo ello, Anguita ha explicado que reclaman a la Fiscalía la repetición de las elecciones, pues entienden que es la «mejor opción». Incluso, tal y como ha sostenido la representante, «parte de esas personas han votado por correo porque ni siquiera se acercan al pueblo a votar».

«A la expectativa»

En Valdunquillo no quieren volver a votar. Tan solo, ha afirmado el representante de TLP en la localidad, José María Bernardo, pretenden «jugar todos con la misma baraja». Sacar de nuevo las urnas implicaría una «molestia» a los vecinos y, si pueden ahorrárselo, «mejor». «Simplemente queremos que se exijan responsabilidades porque la utilización del censo no nos parece ético», ha apuntado.

Toma la Palabra perdió las elecciones por tan solo un voto. 61 frente a 62. Un 50% frente a un 49,19%. Por ello, ha apostillado, creen que esos dos votos que sostienen que son «irregulares» podrían ser fundamentales para declinar la balanza hacia el verde y no hacia el azul. «Nos resulta doloroso que alguien que no tiene nada que ver con el pueblo, que está censado en una casa caída, diga cómo se va a llevar el pueblo y quién va a gobernar», ha lamentado.

En su caso, cuentan con la baza de que antes de los comicios municipales, a mediados del mes de marzo, la Junta Electoral Central investigó su censo -junto al de Traspinedo y Villavellid- por un incremento de electores «significativo y no justificado». Los tres consistorios respondieron a las peticiones del órgano regulador, pero en ninguno de los casos su explicación les convenció. Además, según ha indicado Bernardo, aún se mantienen «a la expectativa», pues «nadie nos ha dicho nada».