'La línea imaginaria' que ayuda a reflexionar

Fernando Pérez posa junto a su último libro, 'La línea imaginaria'. /Adolfo P. Vega
Fernando Pérez posa junto a su último libro, 'La línea imaginaria'. / Adolfo P. Vega

El cuento ilustrado, escrito por el vallisoletano Fernando Pérez y publicado por la editorial Narval, busca que los niños reflexionen tras la lectura

ADOLFO PÉREZ VEGAValladolid

Si se piensa en el mundo detenidamente, se cae en la cuenta de que estamos rodeados de barreras imaginarias. Las fronteras entre países, las leyes que deniegan determinado uso o acceso, o el espacio incorruptible de una persona que conversa con otra, son ejemplos de ello. El cuento 'La línea imaginaria', del vallisoletano Fernando Pérez, invita a los niños a reflexionar sobre estos conceptos, y muchos otros, que son tan complejos para ellos... a primera vista.

Aunque para su autor «los libros son de 0 a 100», el cuento, escaso de letra, es perfecto para niños en fase de prelectura (de 5 a 7 años) o para infantes de primaria. Trata sobre la peripecia de un león y un conejo que, abandonados a su suerte en la cesta de un globo aerostático que vaga a la deriva por un paisaje blanco inmaculado, acuerdan ciertas normas de convivencia para no acabar como el perro y el gato.

«Hubo un niño que me dijo que una línea imaginaria era una orden de alejamiento. Eso se me quedo grabado» Fernándo Pérez, autor del libro

Simple en un primer vistazo, el punto fuerte de 'La línea imaginaria' no reside en su lectura, sino en las ideas que el libro puede despertar en el niño una vez finalizada. «Es uno de mis cuentos que más temas puede dar a tratar», apunta Fernando con respecto a los conceptos que subyacen a la historieta. Por ejemplo, se le puede preguntar al crío al acabar el libro: «¿Que líneas imaginarias crees que hay en el mundo?». El autor explicaba impactado que, al hacer la pregunta en un taller de lectura que ofreció para un colegio de primaria, «hubo un niño que me dijo que una línea imaginaria era una orden de alejamiento. Se me quedo grabado».

Otro tema abierto a debate por el libro es el de las normas. El conejo es quien dibuja la línea para que no le coma el león. Sin embargo, el final del libro nos descubre como es el conejo quien se come al gran felino. Al final el que pone las normas, es el que se las salta, «como vemos muy a menudo ahora», indicaba Fernando. Además, esto permite tratar el asunto de los prejuicios. Sin parpadear, se podría dirimir que, en una situación de tensión como la del cuento (un conejo, un león y un espacio reducido sin salida posible), el rey de la sabana acabará por engullir al pequeño animalillo. Sin embargo, es al contrario. «Vemos a un tío por la calle con cresta, piercings, pendientes... y al final el que nos roba es el que lleva traje», decía Fernando con un tono de indignación.

Formas y colores

Con respecto a la parte más técnica, la historieta ilustrada destaca por su sencillez. «Hay un código de colores que nos da la pista», explicaba el autor e ilustrador. Las letras negras son las palabras del conejo; las naranjas, del León, cuyos pómulos son del mismo color; y el rojo se utiliza para la línea imaginaria que separa el espacio entre ambos protagonistas; clara referencia a la prohibición de traspasarla. Aparte de estos colores, no hay ninguno más.

El blanco domina la escena continuamente. Las líneas, negras y que delinean formas sin colorear, consiguen una sensación de vacío constante, de levitación, que ayuda a materializar la idea del globo vagando sin rumbo por el aire. Por tanto, se encuentra durante su lectura un predominio de los espacios, que dotan de argumento e hilo conductor a los personajes. El globo casi siempre aparece en primera ona, lo que sitúa su cesta como eje de los tejemanejes de sus tripulantes, el león y el conejo.

Este es el quinto libro que Fernando Pérez escribe e ilustra y, a pesar de las dificultades que pueda tener el autor para encontrar una editorial, ya que en cada publicación usa un estilo artístico distinto, para finales de este verano saldrá al mercado su sexto libro. En él, Fernando Pérez mostrará sus dotes como ilustrador, mientras que el texto vendrá de la mano de Margarita del Mazo, famosa escritora toledana de cuentos infantiles. A falta de más datos, solo cabe esperar que el sexto cuento de Fernando Pérez sea tan profundo y ayude tanto a espolear el raciocinio como su quinto libro, 'La línea imaginaria'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos