Del campo al consistorio de Arévalo

Julio López y María Luisa Pérez afrontan una etapa en la política municipal. F.G. MURIEL/
Julio López y María Luisa Pérez afrontan una etapa en la política municipal. F.G. MURIEL

Los exlíderes agrarios María Luisa Pérez y Julio López se presentan como números 2 y 3 de la agrupación Arévalo Decide

FERNANDO GOMEZ MURIELARÉVALO

El que fuera secretario general de UPA Castilla y León Julio López Alonso y la expresidenta de Fademur en la región María Luisa Pérez han dado el salto de la lucha sindical en el mundo del campo a la política municipal. Ambos se presentan como números 2 y 3 en la agrupación electoral Arévalo Decide que encabeza el que fuera alcalde del PSOE entre 1999 y 2003, Francisco León Gómez.

En una conversación con El Norte, ambos reconocen que están preparados para una nueva aventura. 

–Después de tantos años en la lucha sindical en defensa de los intereses del campo, ¿por qué pasan ahora a la política municipal?

–Julio López: Hace cuatro años que dejamos el sindicalismo, aunque mantenemos esa inquietud por la gente y de forma especial por la de Arévalo, el lugar donde vivimos. En este tiempo mucha gente nos ha pedido que diéramos un paso para oxigenar el Ayuntamiento, y con esa vocación de servicio público que tenemos, decidimos crear la Agrupación Arévalo Decide y poner nuestro granito de arena en dar una respuesta a las inquietudes de los ciudadanos.

–María Luisa Pérez: Considero que esta ciudad se merece una proyección de futuro de la que ahora carece, que hace que se perciba un decaimiento de la gente. Hemos considerado que hay que pasar de las quejas del bar, a hacer algo, por lo que con esa inquietud personal, quizá relacionada con nuestra trayectoria personal, hemos decidido implicarnos en la política municipal, entendida como un servicio publico para la gente, de forma especial hacia los más débiles.

–¿Cuáles son las necesidades que ven más urgentes en Arévalo?

–María Luisa Pérez: Veo muy necesario que en esta localidad, en la que el 51,50% de la población son mujeres, no cuenten en los órganos de decisión del municipio, por lo que creo que ese recurso humano tiene mucho que decir, mucho que aportar. Urge facilitarles el acceso a la toma de decisiones y a que las mujeres cuenten desde una posición de autonomía personal, ayudándoles a que encuentren empleo, como eje fundamental para el futuro.

–Julio López: Arévalo merece ser una ciudad moderna, con más empuje, que tiene muchas posibilidades de emprendimiento y de crear puestos de trabajo, de una forma fundamental por la situación geográfica que tiene, algo que desde nuestro punto de vista no se está aprovechando, y no se le está dando esa capitalidad de la comarca que tendría que ejercer; es  la segunda población más grande de la provincia. Pensamos que el Ayuntamiento actual no está aprovechando la potencialidad que tiene.

–¿Cómo es la candidatura que ustedes han formado, Arévalo Decide?

–M. L. P: Esta agrupación electoral está concebida como una agrupación participativa, no sólo dentro del grupo, sino que nuestro objetivo es la participación ciudadana. Tenemos un compromiso en el programa electoral de dar la palabra en los plenos. Además queremos mantener una constante comunicación  con los ciudadanos, que son para quienes queremos trabajar.

–J. L.: Nuestro programa ha sido elaborado después de contactar con todos los colectivos de Arévalo, ya sean asociaciones culturales, clubes deportivos, entidades sociales, Cámara de Comercio, sindicatos. Son iniciativas y aportaciones tomadas de la gente, ya que es para ellos. Nos agradecen que contemos con ellos porque critican que hasta ahora nadie se ha acordado. 

–¿Cuál es la propuesta estrella de Arévalo Decide?

–J. L.: Todas son interesantes. No obstante hay que crear un área de transporte o puerto seco aprovechando la situación geográfica. Es necesario y fundamental potenciar el polígono industrial y dar condiciones favorables para crear puestos de trabajo y riqueza económica. También atender las necesidades sociales para la juventud, deporte etc. No estamos dispuestos a que Arévalo forme parte de la España vaciada.

–M. L. P.: Está infrautilizada la ubicación, pero otros recursos también como el patrimonio histórico artístico que se encuentra sin potenciar ni valorar, ni tan siquiera por los propios vecinos. Este recurso puede funcionar, como se ha demostrado en eventos puntuales como la exposición de Las Edades o la serie de Isabel. Llevamos una propuesta para que el Mudéjar se considere por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad. Valorizarlo y aprovechar estos recursos. También potenciar el Medio ambiente. 

–¿Qué puede ofrecer el polígono de Arévalo a la creación de empresas agroalimentarias?

–J. L.: La industria de transformación de productos de la tierra tiene posibilidades. De hecho, necesitamos servicios y una industria agroalimentaria. Hay que ir a buscar a los emprendedores y hay que promocionar esto no esperar a que vengan. Creemos que el ayuntamiento debe potenciar el emprendimiento. Un polígono con suministros de última generación para que atraiga a inversores.

–¿Como es Arévalo respecto a su comarca?

–M. L. P.: Muy diferente a lo que era hace 30 años, En parte se puede achacar a la transformación del sector agropecuario. Tenía que haberse iniciado ya hace muchos años el dar un empuje a la actividad y al dinamismo y algo que se podía aprovechar para ello es la figura del agente de desarrollo, cuya labor está infrautilizada ya que debería ser el motor de la promoción de la ciudad para futuros inversores. 

–J. L.: Da pena ver comercios cerrados y la falta de actividad que tiene este sector con respecto a lo que tenía años atrás, con una vida que hacía que fuera el epicentro de la comarca, algo que cada vez se nota menos. Arévalo debe de utilizar los Fondos de Desarrollo Rural para crear inversiones.