El alcalde de Valladolid advierte de que no cederá «nada a colectivos autogestionarios»

La audiencia con los vecinos de La Rondilla aclara que el San Juan de la Cruz acogerá oficinas de la Seguridad Social

J. SANZVALLADOLID
Los concejales Manuel Sánchez y Manuel Saravia/
Los concejales Manuel Sánchez y Manuel Saravia

El formato de audiencia pública, esa suerte de cara a cara entre los vecinos y el alcalde con el Ayuntamiento como escenario, ha vuelto a demostrar este lunes que, en realidad, sirve de muy poco o, más bien, de nada. El regidor, Francisco Javier León de la Riva, aprovechó su primer turno de réplica al portavoz de la Asociación Vecinal Rondilla para dejar claro, de entrada, que no va a ceder el colegio San Juan de la Cruz a ningún colectivo autogestionado y para aclarar que el destartalado edificio municipal se convertirá en su día por ahora solo hay negociaciones en unas oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social. Y punto. Ahí se acabó el debate. Asunto zanjado. El resto de intervenciones solo sirvieron para escenificar el histórico desencuentro entre la agrupación vecinal y el propio munícipe.

Pero el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, fue un paso más allá y se salió del guión establecido solo debía hablarse del caso concreto del viejo colegio para anunciar que «ni ahora ni nunca» cederá el Ayuntamiento bajo su mandato «nada a un colectivo autogestionario» porque ni él ni su equipo de Gobierno creen en la «viabilidad» a largo plazo de sus proyectos.

Un proyecto sin garantías

Y eso que el propio alcalde reconoció ante el centenar largo de asistentes a la audiencia celebrada en el salón de recepciones que el colectivo Acerca llegó «a convencer al a concejala de Participación Ciudadana Domi Fernández con su proyecto» de abrir un centro social autogestionado. El problema, matizó, es que «ella no convenció después a ninguno de los otros miembros del equipo de Gobierno» y por eso decidieron «que sin una _garantía el proyecto no iba a salir adelante».

Pero es que el alcalde desveló que las conversaciones con la Seguridad Social comenzaron casi en paralelo a la presentación del proyecto de este colectivo en marzo de 2011 cuando el Gobierno aún estaba en manos del PSOE. «Las conversaciones las iniciaron ellos y el ministerio cortó de raíz la comunicación en mayo porque alguien le dijo que si salía adelante la cesión le iban a quitar al alcalde su mayor _problema justo antes de las elecciones», explicó acusando así abiertamente al PSOE_de torpedear la negociación.

Así que hubo que esperar al cambio de signo político en Madrid para retomar aquellas conversaciones. Y en eso siguen. La idea es permutar el terreno municipal del colegio, situado en la calle Cardenal Torquemada, por otro situado al otro lado de esta misma calle, ya en Barrio España, de la Seguridad Social para abrir un centro de atención al ciudadano similar al inaugurado hace unos meses en Las Villas Norte. «Si no hubiera habido interferencias políticas se habría cerrado esta cesión a finales del año pasado», apostilló el propio primer edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos