Alta Velocidad opta por mejorar las conexiones
del canal ferroviario sin soterrar las vías

Reunión entre los responsables municipales y los de Adif hoy en Madrid.
Reunión entre los responsables municipales y los de Adif hoy en Madrid. / EL NORTE
  • El Ayuntamiento deberá aportar 72 millones en siete años para la mejora de la permeabilidad

El Ayuntamiento de Valladolid ha salido optimista de la reunión celebrada hoy en Madrid con Adif, y ha confiado en que este jueves se llegue al acuerdo que evite el concurso de acreedores de la sociedad Valladolid Alta Velocidad, que pasa por integrar el tren y olvidarse de su soterramiento.

"Se puede llegar a un acuerdo, estamos optimistas", ha sostenido el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, al término de la reunión, en la que también ha estado el alcalde, Óscar Puente, que ha durado unos cuarenta minutos, y en la que han quedado en mandarse mañana "los matices" de las propuestas de la operación, que pasa por "la integración en superficie" del tren y por una estación también en superficie.

No se ha hablado de cuantos pasos ni dónde, aunque el Consistorio ha planteado que la operación de integración, que costará unos 72 millones de euros al Ayuntamiento en siete años, y que también financiarán el grupo Fomento y la Junta de Castilla y León, debe hacerse a la par que la ferroviaria, esto es que el "by pass" de mercancías en la zona este, ya que no interfiere, ha explicado el concejal de Hacienda, Antonio Gato.

El pasado viernes, el presidente de ADIF, Juan Bravo, propuso en Valladolid que el Grupo Fomento pague la deuda de la sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), unos 400 millones, y un plan de viabilidad que evite el concurso de acreedores.

Con el acuerdo al que se debe llegar este jueves en la Junta General de la Sociedad Alta Velocidad se mantendría viva esa sociedad, con una adenda que modifica el convenio del 2002, y que establece "nuevas pautas", ya que un soterramiento que pivotaba sobre la venta del suelo "no ha funcionado y hay que reconsiderarlo", ha aclarado Saravia, según informa Efe.

El grupo Fomento se haría cargo de esa deuda de 400 millones, que recuperaría con las primeras ventas de terrenos liberados por la operación de integración.

La venta de esos terrenos liberados, según ha detallado Gato, se estima en 800 millones hasta el 2033, por lo que tras recuperar Fomento esa partida de 400 millones, el "Ayuntamiento recuperaría a largo plazo" los 72 millones que debe aportar.

El Ayuntamiento debe analizar ese coste, y si afecta a la estabilidad presupuestaria, si computa como deuda o no", para ver si se puede contemplar como inversión adicional o resta a las ya previstas, ha referido el edil de Hacienda.

Saravia ha incidido en que la premisa de que haya una estación en superficie de la que parte la propuesta de Adif, y que "no es negociable", "casi imposibilita un soterramiento como estaba planteado".

De lo que se trata es de conseguir "una buena permeabilidad" tanto en la zona de la estación, como en todos los tramos de la ciudad, desde el apeadero de la Universidad en el norte, hasta el sur, en Covaresa, y en medio, a través de la estación.

En el caso de la estación, se trata de conseguir con ese concepto de permeabilidad, de transversalidad, pasos amplios, abiertos, no dependientes de la estación, que consigan una "conexión fácil con Recoletos, el Campo Grande y Delicias", ha aclarado.