El Norte de Castilla

Así era Alí, el yihadista detenido en Valladolid
Ali, tapado con una cazadora, sale escoltado por policñias del piso que ocupara en la calle San José de Calasanz. / N. G.-Efe

Así era Ali, el yihadista detenido en Valladolid

  • Trabajaba en el campo, es muy religioso y muy discreto

Ali, 32 años, temporero de la patata y religioso. Discreto y aparentemente tímido. Así parecía ser el yihadista detenido en la madrugada del lunes por la Policía en un piso del barrio de Las Delicias. Nadie sospechaba de él, nadie pensaba que podía estar tramando cometer atentados en España en un futuro no demasiado lejano.

Ali era, hasta hace unos meses, un marroquí que acababa de alquilar una habitación en un piso en el número 15 de la calle San José de Calasanz junto a otros compatriotas. No se terminaba de llevar bien con ellos, y por eso dos días antes de su detención se cambió de piso y se fue a vivir a la calle Arca Real, 35. El arrendador definió al detenido, Ali, de unos 32 años, como un hombre que trabajaba en el campo y era «religioso».

En el barrio Ali era uno más. Uno de los 5.500 musulmanes que viven en Valladolid –1.814 de nacionalidad española, según la Unión de Comunidades Islámicas de España–, aparentemente lejos de los conflictos armados de Oriente Medio.

Y sin embargo a un clic de la radicalización.

Segun el Ministerio del Interior, fue Internet el modo por el que el ahora detenido radicalizó sus creencias . Llegó a viajar a Turquía con la intención de saltar desde allí a Siria y comenzar su formación como integrante activo del Daesh para después regresar a Europa y atentar.

«El final de su viaje se produjo en la frontera turco-siria, donde la Policía turca lo detuvo», relata el Ministerio del Interior.Tras recuperar la libertad, regresa a España protegido por otro simpatizante del Estado Islámico, detenido ayer en Murcia de forma simultánea. «El segundo detenido tuteló su retorno y actuó como protector frente a las injerencias externas a su círculo de confianza», dice el Ministerio.