Comienzan en Adif los preparativos para la huelga de 46 horas para el 1 de agosto

Tren Alvia en la estación del Campo Grande. A. QUINTERO
Tren Alvia en la estación del Campo Grande. A. QUINTERO
  • Comisiones Obreras y UGT informarán esta semana a las plantillas del centro de Argales y de la estación

Los sindicatos con representación en el Comité de Empresa del Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la empresa estatal dependiente del Ministerio de Fomento, han comenzado esta semana los preparativos para informar a las plantillas de los centros de Valladolid de los motivos por los que se ha convocado una huelga de 46 horas en toda España, para los días 31 de julio y 1 de agosto.

El paro está convocado oficialmente entre la 1:00 hora del día 31 de julio hasta las 23 horas del 1 de agosto, por lo que coincide con el inicio no sólo de las vacaciones de muchos ciudadanos, sino también en fin de semana.

Con la convocatoria, respaldada por Comisiones Obreras, UGT, CGT, Sindicato Ferroviario (SF) y Sindicato de Circulación, se quiere protestar contra los planes de Adif de abrir una convocatoria de movilidad voluntaria que afectaría a 300 trabajadores de toda España. La dirección justifica las medidas con carácter organizativo dentro de los planes que permitirán privatizar parte de las empresas del servicio ferroviario español.

En Valladolid, según explicaron fuentes de CC OO, la movilidad no sólo afectaría a personal del polígono de Argales sino también al Canal de Venta, al Servicio Logístico y al de Seguridad de Señalización y Mantenimiento.

Aunque la dirección de Adif ha indicado cuando se informó sobre presentación de la convocatoria del paro de 46 horas, que este proceso de «movilidad voluntaria» se había tratado con los sindicatos que tienen representación en el Comité de Empresa de Adif, los representantes de los trabajadores comenzarán esta semana a celebrar asambleas informativas para explicar los planes esperando forzar la negociación.

En este sentido, fuentes de UGT indicaron que para este jueves 18 se informará a los 200 empleados que trabajan en la sede que Adif tiene en el polígono de Argales.

Los sindicatos rechazan que existan excedentes en las plantillas no sólo de los centros de Adif y Renfe en Valladolid, sino también en los de otras ciudades como Burgos, Venta de Baños, Palencia, o Ávila. Además cuestionan el proceso de privatización que quiere acelerar el Gobierno.

La convocatoria de huelga para los días 31 de julio y 1 de agosto ha servido para que la Asociación General de Consumidores (Asgeco) haya recordado los derechos de los viajeros para reclamar ante Renfe, si ven suspendidos los servicios previstos con motivo del paro. La supresión de trenes afectaría también aquellos ciudadanos que han comprado sus billetes para regresar del periodo vacacional del mes de julio.

En este sentido, Asgeco recuerda que el Reglamento Comunitario 1371/2007 establece que «los pasajeros tienen derecho a recibir una indemnización debido a retrasos, que será una compensación mínima equivalente al 25% del precio del billete cuando sea un retraso de entre 60 y 119 minutos, o el 50% del precio si fuera más de 120».