Pocos recursos paliativos para muchos enfermos terminales

Solo el Benito Menni, con camas privadas y concertadas, tiene unidad hospitalaria específica en Valladolid

ANA SANTIAGOValladolid

En Valladolid solamente el Hospital Benito Menni ofrece este tipo de cuidados profesionales, un centro con el que la Gerencia de Salud ha concertado 14 camas y que dispone de 24 para atender tanto pacientes derivados desde a pública como desde aseguradoras o manos privadas. Los datos de la Administración sanitaria, un cálculo realizado en función de los datos de mortalidad de enfermedades como el cáncer y otros de tratamientos prolongados y malos pronósticos apuntan a que hay, unos 1.700 pacientes terminales al año en Valladolid 6.931 en la región y la cobertura a domicilio apenas llega a la mitad y mucho menor es la hospitalaria. Otras cuentas señalan que hay 7.000 pacientes solo oncológicos y otros tantos del resto de patologías en la comunidad con necesidades de este tipo. Responde esta atención a una ya vieja vocación asistencial de esta red que también ofrece cuidados paliativos en Palencia, en su centro San Luis que cuenta con 29 camas al respecto.

Ambos tienen una plantilla de médicos, enfermeras, fisioterapeutas, psicólogos o terapia ocupacional, entre otros, para dar respuesta a todas las necesidades de estos servicios y desde una formación espacializada. En el de Valladolid hay una mayor concentración de pacientes oncológicos, las tres cuartas partes sufren el final de algún cáncer, y esta relación se invierte en el San Luis, según explican el director médico del San Luis, Carlos Martín Lorenzo y el coordinador del nuevo Observatorio de los Cuidados Paliativos de esta red Menni, Luis Alberto Flórez Pérez. Según las cifras facilitadas por los centros de las Hermanas Hospitalarias, en 2012 el Benito Menni atendió 102 pacientes de estas características y el centro palentino a 49 enfermos terminales. Es esta una centenaria tradición en estos complejos que ha evolucionado de sus unidades de enfermería hasta las actuales. Así, ambas Unidad es de Convalecencia y Cuidados Paliativos se crearon como respuesta a la demanda creciente de ingreso de pacientes con estas características, dada la escasez de infraestructura sociosanitaria para este tipo de cuidados.

En Castilla y León, hay 24 recursos de cuidados paliativos. De ellos doce son a domicilio y hay provincias como Segovia que carecen de unidad hospitalaria, ni pública ni privada o concertada. Las camas hospitalarias con las que cuenta Sacyl son 67 para toda una región que dispone de diez hospitales con este dispositivo y 105 camas privadas o concertadas. Estos recursos, como ocurre no obstante en toda España, resultan insuficientes para dar cobertura a la demanda actual, al menos al número de personas que cada año sufren esta fase terminal. Entre 12.000 y 15.000 niños en España padecen enfermedades limitantes. La mitad podría beneficiarse de este tipo de cuidados; pero apenas le llega al 10%, la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.