El Norte de Castilla

Los propósitos de cada enero

Usuarios de gimnasio realizan actividades en el centro Juys Gym de la calle Bolivia de Salamanca.
Usuarios de gimnasio realizan actividades en el centro Juys Gym de la calle Bolivia de Salamanca. / Word
  • El psicólogo Javier Barriero aconseja aprovechar el inicio de año para marcarfse objetivos. Lo más típico es querer perder peso, dejar de fumar, mejorar o cambiar el trabajo, recuperar relaciones e incluso crecer como persona

El comienzo del nuevo año trae consigo el planteamiento de propósitos, metas, retos a conseguir. Se trata de un punto inicial, un buen momento para empezar. El psicólogo Javier Barriero, considera que es positiva esta práctica, la de marcarse retos al principio de año, porque «parece que las personas siempre tenemos necesidad de hacer cierres y empezar nuevas etapas». El comienzo del año, junto a los aniversarios, cumpleaños, o el inicio de curso, son otros ejemplos de inicio de etapas nuevas que anota este profesional de la salud mental. Todos estos puntos referentes, «son un buen momento para hacer algunas reflexiones». En el caso del nuevo año, «tendemos a pensar cuáles son los propósitos». La recomendación de Barriero es «hacer una doble reflexión», por un lado, aconseja, «decidir qué nos gustaría mantener de las cosas que hemos ido consiguiendo, por otro, qué nos gustaría que fuese diferente». En base a este segundo planteamiento, la sugerencia es «hacer objetivos, sobre algo que nos podemos plantear conseguir».

Javier Barreiro ofrece unas pautas para «hacer que los objetivos sean viables». Su indicación es la de «planificar».

Lo primero sería dar respuesta al qué, es decir, «hacer un listado de esas cosas que nos gustaría que fueran diferentes, y convertirlas en objetivos». A continuación se deben entresacar los «objetivos viables; los que se pueden llevar a cabo».

En un segundo paso, es importante tener en cuenta el cuándo se va a poder lograr la meta planteada; «cuándo vas a poder realizarlo». Esta es una de las faltas que muchas personas cometen al comenzar el año, que «se plantean el qué, pero no el cuándo, piensan que todo tiene que ser de forma inmediata», considera Javier Barriero. Aquí hay que pensar que «a veces tienen que pasar ciertas cosas previas para llegar a un objetivo concreto», por ello, la sugerencia de Javier Barriero es que se sitúe en un calendario el «cuándo vas a poder cumplir con el reto».

Otra clave que ofrece este psicólogo es la de dar respuesta al cómo, y dentro de este, «plantearnos una serie de cosas como cuál es el primer paso que voy a tener que dar para que se cumpla el objetivo».

Todos estos pasos son importantes para organizarse en el trayecto a seguir hasta dar cumplimiento al propósito, pero también es fundamental querer plantearse metas a conseguir y saber que ese algo a lograr es positivo para nosotros.

En cuanto al número de propósitos se refiere, Javier Barriero valora positivamente el que se planteen metas, eso sí «hay que pensar qué propósitos son factibles y ver si es el momento adecuado», pues, «es bueno hacerse propósitos que puedan hacerse en una fecha determinada».

Lo más típico es plantearse dejar de fumar, perder peso, comenzar a acudir al gimnasio o a practicar otro deporte. También hay quien pretende objetivos laborales, bien sea una mejora profesional o bien, encontrar el empleo, si estamos en paro.

También hay metas relacionales, que pueden consistir en arreglar problemas familiares, recuperar amistades u otro tipo de relaciones personales. Otro tipo de planteamientos pueden ser los relativos a la creación de una familia o un hogar. «Este va a ser el año en que voy a tener un hijo», esta es la frase típica que solemos formularnos.

También en estas fechas tan señaladas nos planteamos otra serie de propósitos, como el de hacer un viaje concreto. Muchas veces dejamos pasar una oportunidad que podríamos haber disfrutado, pero que por pereza u otras cuestiones se deja pasar. La planificación es esencial para encontrar el momento adecuado también para este tipo de deseos que forman parte del apartado ocio.

Para evitar la decepción, Javier Barriero, vuelve a las pautas antes indicadas, «hacer objetivos factibles de conseguir, dar respuesta al qué, cuándo y cómo, y plantear ese primer paso». Estas pautas, dice, «son fundamentales, pues si te marcas objetivos muy grandes o muy altos, o no tienes una buena planificación, puedes llegar a la frustración». Precisamente esta es la causa de que cada año se repitan objetivos, «porque no hay una buena planificación o no se haya escogido el momento adecuado».

Las cinco áreas fundamentales de la vida de la persona, suelen ser las elegidas para alcanzar metas deseadas, de esto sabe mucho Javier Barriero, ya que en su despacho también escucha a personas con ganas de mejorar. Precisamente el área de crecimiento personal es una de las partes en las que Barriero recomendaría incidir.

El comienzo del nuevo año, también es principio de la actividad laboral de la mayoría de las personas, se retoma el curso escolar en universidades y centros escolares,.. Todo parece que quiera comenzar, por ello es el momento adecuado para intentar arreglar aquello, «por lo que no me siento bien». El cumplimiento de metas, la superación personal, el saber que se puede conseguir algo sí realmente se desea es un motivo más de felicidad. Los propósitos cumplidos ayudan a sentir más confianza en uno mismo.