En Zamora recuerdan como «un bonachón» al militar que mató a su familia canaria

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil investigan el suceso en el que un hombre que ha aparecido muerto junto a su mujer y sus dos hijos de corta edad en su casa de La Orotava. /Efe
Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil investigan el suceso en el que un hombre que ha aparecido muerto junto a su mujer y sus dos hijos de corta edad en su casa de La Orotava. / Efe

La familia ha vivido en la zona desde hace al menos 20 años, según fuentes vecinales

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

Era brigada del Ejército de Tierra y estaba en activo en el Batallón de helicópteros de maniobra número 6 de la base de Los Rodeos, en Tenerife. Vivía en la localidad de La Orotava, sin embargo, Israel Rodríguez Miranda, el militar de unos 45 años hallado muerto el lunes en su casa junto a su mujer y sus dos hijas, de unos 3 y 5 años, había nacido en Zamora.

Nadie se explica en la capital zamorana lo sucedido, después de conocer que la mujer murió estrangulada, las dos menores asfixiadas y el hombre por asfixia mecánicapor ahorcamiento, según los datos del informe preliminar de la autopsia recogidos por Efe.

El militar zamorano vivió durante su infancia y sus primeros años de juventud en Zamora junto a sus padres y sus hermanos, una hermana y un hermano concretamente. Sus padres siguen residiendo en el domicilio familiar de la avenida de Cardenal Cisneros, junto al emblemático monumento de las Tres Cruces y en el barrio de Pantoja. La familia ha vivido en la zona desde hace al menos 20 años, según fuentes vecinales.

La mayoría de los vecinos asegura haberse enterado por los medios de comunicación de lo ocurrido en La Orotava, a 1.700 kilómetros de Zamora, y de que el militar encontrado muerto en su vivienda junto a su familia era zamorano.

Tampoco han querido hacer declaraciones sus amistades más cercanas, que todavía conservaba en la capital zamorana, a la que volvía de vez en cuando y cuando podía, cada uno o dos años, según ha explicado un conocido, quien ha afirmado que es un momento «muy doloroso» y que no les cabe en la cabeza lo que ha ocurrido.

Uno de los propietarios de una de la tiendas del barrio únicamente quiso afirmar que «es verdad que era muy bueno y bonachón», y que sus padres, también.

Temas

Sucesos
 

Fotos

Vídeos