TSJCyL ratifica la pena de tres años para una mujer que estafó 66.000 euros a su amiga con un «novio virtual»

TSJCyL ratifica la pena de tres años para una mujer que estafó 66.000 euros a su amiga con un «novio virtual»

La sentencia establece que la imputada, de iniciales T.F.R, urdió una mentira «con un personaje inventado por ella, que llama Marcos»

El Norte
EL NORTEZamora

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha ratificado la sentencia de tres años de prisión interpuesta por la Audiencia Provincial de Zamora a una mujer que estafó 66.000 euros a su amiga a través de un engaño que incluía un «novio virtual».

Noticia relacionada

La sentencia establece que la imputada, de iniciales T.F.R, urdió una mentira «con un personaje inventado por ella, que llama Marcos» y del cual hizo creer a su amiga que sólo se comunicaba a través de mensajes por teléfono móvil.

La acusada iba leyendo mensajes de texto a la víctima en los que dejaba entrever un supuesto interés del personaje ficticio por ella, una práctica que se reprodujo durante «varios meses» hasta que la víctima «comenzó a hacerse ilusiones de lograr una relación sentimental duradera con Marcos».

Según se desprende del fallo, la estafadora creó «un aura» sobre el personaje ficticio «rodeado de bondad, simpatía, amor hacia los niños y deseos de entablar una relación sentimental y duradera con la víctima».

Con este engaño, T.F.R. consiguió «ganarse el afecto y la confianza» de la víctima para que la perjudicada le entregara los miles de euros y joyas que terminaron, posteriormente, en manos de la amiga condenada, pues la víctima entregaba el botín a la acusada «para que Marcos hiciera frente a multas, inversiones, gastos hospitalarios de la madre o pago de préstamos concedidos a su hermana».

En primera instancia, la Audiencia Provincial condenó a la acusada a tres años de prisión y una indemnización de 66.300 euros a la víctima. Tras interponer recurso, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha ratificado esa condena con imposición de costas al apelante.