Un reparto de fondos que tenga en cuenta la despoblación, servicios e Internet, para luchar contra la sangría poblacional

Participantes en la jornada sobre despoblación celebrada en Zamora./El Norte
Participantes en la jornada sobre despoblación celebrada en Zamora. / El Norte

La Oficina del Parlamento Europeo celebra en Zamora una jornada sobre «el reto más importante que tiene la Unión Europea»

ALICIA PÉREZZAMORA

El 80% de la población en Europa vive en el 20% del territorio. Las áreas más afectadas por la despoblación están en Europa central y del norte, Alemania oriental, el sur de Italia y el norte de España. El territorio de las provincias de Soria, Teruel, Cuenca, Guadalajara y Burgos es la zona de mayor despoblación europea junto a Laponia.

Zamora no se queda a la zaga, con la pérdida de 20.000 habitantes en los diez últimos años.

Ante esta perspectiva, la Oficina del Parlamento Europeo en España ha celebrado hoy en Zamora, la ciudad que más habitantes perdió el año pasado, un total de 3.002, la jornada 'Despoblación y cambios demográficos. Los retos de la política europea'.

Un reparto de los fondos comunitarios que tenga en cuenta el criterio de la despoblación, servicios públicos, acceso a Internet, infraestructuras e igualdad de oportunidades independientemente del territorio en el que se viva son algunas de las propuestas que se han planteado durante la jornada para luchar contra la sangría poblacional, un desafío actual que la eurodiputada del PSOE Iratxe García ha definido como «el reto más importante que tiene la Unión Europea».

La eurodiputada ha defendido que es fundamental que haya una política estratégica en todos los niveles, tanto en el municipal como en el autonómico y el estatal, además del europeo. Ha explicado que desde el Parlamento Europeo impulsaron y aprobaron el año pasado un informe sobre cómo afrontar los retos demográficos. Ese informe plantea el mantenimiento del presupuesto en la política de cohesión y en la Política Agrícola Común (PAC) y que en ambas sería fundamental que hubiera instrumentos específicos para la lucha contra la despoblación y que a la hora de establecer el criterio de reparto de los fondos se incorporen e introduzcan criterios como la pérdida de población, el envejecimiento o la dispersión.

«Hablamos de un reto que es fundamental, hablamos del futuro de Europa y muchas veces en las grandes políticas se nos olvidan cuestiones tan importantes como son estas», ha manifestado.

Y es que Europa es el continente más envejecido de todo el mundo, por lo que Iratxe García cree que hay que afrontar este debate entendiendo que «tenemos que hacer una planificación del territorio, no solo del medio rural, sino también de las grandes ciudades, de cómo prestamos servicios, de cómo garantizamos la igualdad de oportunidades de los hombres y de las mujeres con independencia del territorio en el que vivan». De lo contrario, considera que se estará perdiendo una oportunidad fundamental para garantizar el futuro de los pueblos.

Entiende que solo puede hacerse con una política que apueste por favorecer y facilitar la prestación de servicios públicos, educativos, sanitarios, pero también cuestiones relativas al ocio, a las infraestructuras y a extender las tecnologías a todo el medio rural.

Sin esas propuestas, defiende, «difícilmente podremos hacer frente al reto más importante que tiene en estos momentos la Unión Europea».

En este sentido, la eurodiputada del PSOE se ha mostrado consciente de que «nos queda poco tiempo, de que el medio rural agoniza» y de que ya no es hora de seguir analizando, sino de poner propuestas concretas, según ha señalado.

En la jornada, que se ha celebrado en el salón de actos del Consejo Consultivo de Castilla y León, que tiene su sede en Zamora, también ha participado la eurodiputada de IU Paloma López. En su intervención, ha explicado que hay cuatro elementos que son determinantes: el envejecimiento de la población, la falta de infraestructuras, servicios públicos y transportes, unos presupuestos que, «aunque son abundantes, no están bien gestionados y no están atendiendo las necesidades reales de la ciudadanía en las zonas rurales» y una Política Agraria que, según sus declaraciones, está desatendiendo de una forma específica el desarrollo rural.

Entre sus propuestas, destaca una red de transportes que facilite aspectos de movilidad y de comunicación en las zonas rurales, las cabezas de comarca o las grandes ciudades, y una red de servicios públicos con el elemento central de la sanidad.

«No puede ser que haya que desplazarse a hospitales, que no haya consultorios, que no se tengan algunos aspectos de medicina concretos. Las pérdidas educativas y perder colegios es una verdadera pena y además incide en que la población joven no se quede y no se afinque en el territorio», considera.

A esto ha sumado la banda ancha, la digitalización y la conectividad necesarias en el medio rural, así como políticas de ocio vinculadas a la población joven.

La eurodiputada considera que a pesar de que existen los recursos, «no se están poniendo y no se está planificando de forma adecuada para revertir la despoblación».

En la lucha contra la despoblación ha insistido en que hay muchas alternativas y propuestas, pero que realmente lo que tiene que haber es «voluntad política de llevarlas adelante».

Por su parte, el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, que ha participado en la apertura del seminario, ha asegurado que quieren que el tema de la despoblación vaya adquiriendo mayor peso específico y tenga mayor presencia en el ámbito de las negociaciones y los debates europeos.

Ha recordado que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha reunido con los presidentes de otras cinco comunidades autónomas para hablar y solicitar en el ámbito europeo medidas en materia demográfica. Consisten estas medidas en que exista una estrategia europea sobre el desafío demográfico y que en la política de financiación europea se tengan en cuenta los aspectos demográficos, particularmente en dos, en la Política Agraria Común y en la política de cohesión. «Somos firmes convencidos de que tener en cuenta cuestiones como la superficie, la dispersión geográfica y el envejecimiento son temas vitales para el futuro de Europa», ha manifestado Fernández Carriedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos