Lo que quiero ser de mayor

Iván José Gómez Rojo, director financiero de Tecozam, junto a los alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Zamora Sofía Barrios, Javier Rubio y María Rodríguez. /Mariam A. Montesinos
Iván José Gómez Rojo, director financiero de Tecozam, junto a los alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Zamora Sofía Barrios, Javier Rubio y María Rodríguez. / Mariam A. Montesinos

Alumnos de 2º de Bachillerato de Zamora acompañan a profesionales y empresarios durante una jornada de trabajo para decidir con mejor criterio sobre su futuro laboral

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZZamora

Son como sus yo del futuro, profesionales que trabajan en lo que ellos quieren estudiar y a lo que les gustaría dedicarse en unos años. Un total de 36 alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Zamora se han acercado al mundo laboral antes de llegar a la universidad o de hacer sus primeras prácticas en una empresa. Lo han hecho de la mano de una veintena de profesionales y empresarios que desarrollan su actividad en Zamora y Salamanca, y que les han mostrado, durante una jornada laboral completa, los entresijos de su trabajo.

Reuniones, clases, guardias, trabajo de laboratorio e incluso la hora del café o del almuerzo han formado parte de su horario durante una jornada planteada por el centro educativo como una oportunidad de enfrentarse a la vida real. El objetivo del proyecto 'Mentoring' del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, puesto en marcha este año por primera vez, es acercar la realidad profesional a los alumnos que acaban el Bachillerato.

Sofía Barrios, María Rodríguez y Javier Rubio son tres de estos alumnos. Han cursado este año 2º de Bachillerato en la modalidad de Ciencias Sociales, tienen 17 años y quieren ser directores financieros o de empresa. Comienzan la jornada temprano, a las nueve de la mañana, en la empresa Tecozam, en el polígono de Los Llanos de Zamora. Es su primer contacto con la profesión a la que se quieren dedicar y son guiados por Iván José Gómez Rojo, director financiero de la empresa, dedicada a la subcontratación de obra civil.

Atienden atentos en el despacho a sus explicaciones sobre la historia del grupo empresarial, control financiero y nociones de contabilidad. Iván José Gómez Rojo es uno de los 17 profesionales y empresas que han colaborado en el proyecto como mentores enseñando a los alumnos cómo es un día en su puesto de trabajo.

Explica el director financiero a los tres alumnos que un buen gestor tiene que tener cuatro cualidades: idiomas, proactividad, formación continua e innovación. «La formación no acaba nunca», les explica, «y más en lo que habéis elegido vosotros, en la dirección de empresas. Siempre vais a tener que formaros».

Después de las explicaciones sobre nociones financieras y términos de gestión, los alumnos conocieron los diferentes departamentos de la empresa y proyectos realizados por Tecozam, que cuenta con más de 570 trabajadores. También mantuvieron reuniones con los jefes y responsables de cada uno de los departamentos, que les explicaron sus cometidos y el funcionamiento de la empresa en el día a día.

Por Tecozam han pasado otros tres compañeros que quieren estudiar Ingeniería Informática, pero los alumnos del colegio han visitado otras empresas como Leche Gaza, concretamente los departamentos de producción, administración y laboratorio; la empresa Sanigest, en la que ha pasado un día una joven que quiere ser química; el Museo Etnográfico de Castilla y León, en el caso de un alumno que quiere estudiar Historia, o el Juzgado de Menores.

Además, una alumna que quiere ser abogada especializada en el área deportiva ha acompañado al Club Baloncesto Zamora durante una jornada de trabajo y ha conocido al equipo técnico y de preparación física; mientras que un estudiante que quiere ser técnico deportivo ha pasado su día con el Zamora CF y otra joven que quiere ser maestra de Educación Infantil ha tenido su primer contacto con el mundo laboral en el propio centro educativo.

El proyecto ha permitido también que un joven que quiere ser ingeniero agrónomo haya conocido el trabajo en una finca de la provincia, que una estudiante que quiere ser psicóloga haya estado con el equipo de Salud Mental del Hospital Provincial de Zamora, que una joven que sueña con ser guardia civil haya acompañado en su jornada a una mujer alférez y que varios alumnos hayan asistido a las clases de profesores de Filosofía y de Biotecnología de la Universidad de Salamanca, y a las impartidas por un experto en desarrollo de videojuegos en el Campus Viriato de Zamora.

Entre estas primeras experiencias destacan también la de una estudiante que quiere ser educadora social para trabajar en una ONG y que ha conocido la labor que realizan los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zamora, la de potenciales profesionales de la salud que han pasado un día en la Escuela Universitaria de Enfermería y la de otro estudiante que quiere dedicarse al marketing y ha conocido cómo trabaja en esta área la empresa Sie7e60.

«Se trata de acercar el mundo profesional a los alumnos para que elijan mejor», explica Menchu Hidalgo, profesora de Economía y tutora de 2º de Bachillerato en la modalidad de Ciencias Sociales. Es la impulsora del proyecto de 'Mentoring en Bachillerato. Desarrolla tu talento', junto a la orientadora del centro, Begoña Riesco.

Explican que la iniciativa ha tenido gran acogida entre los alumnos, padres y empresas.

La idea surgió con el objetivo de dar la mayor información posible a los alumnos para que la elección de su carrera sea lo más acorde a lo que ellos esperan, a lo que son y a sus capacidades. «Llevábamos tiempo que veíamos que había muchos alumnos que no tenían las ideas claras y que se dejaban guiar mucho por profesiones que veían en la tele, pero no tenían muy claro cuál era la realidad de esas profesiones», aseguran las impulsoras de la iniciativa.

Pensaron que la mejor manera de mostrar esa realidad a los estudiantes era que estuvieran en contacto con un profesional durante un día. «Se trata de pasar de los saberes a las competencias y de ver cuál es la realidad práctica de aquello a lo que se van a dedicar», destaca la orientadora del colegio.

La novedosa iniciativa no ha estado exenta de dificultades, la principal, encontrar empresas en la provincia de Zamora, donde el tejido empresarial es escaso.

El primer paso fue hacer un sondeo sobre los intereses profesionales de los alumnos y las carreras que demandaban y después llego lo más difícil, buscar las empresas.

Lo primero que plantearon fue captar el propio recurso con el que cuenta el centro, es decir, las familias de los más de 850 alumnos matriculados, a las que se pidió su colaboración en el proyecto.

«Es importante que vean esa realidad y queremos darles información y reducir lo máximo que podamos la franja de confusión, desorientación o de desconocimiento que pueda haber», afirma Menchu Hidalgo. La mayoría de los alumnos volvieron a las aulas convencidos de lo que quieren estudiar y diciendo a las profesoras «esto es lo mío». La valoración general de los mentores que han colaborado es que también les hubiera gustado ver, en vivo y en directo, en qué consistía la profesión que en su día eligieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos