'Brexit' a la sanabresa

Vecinos de Porto de Sanabria en una de las concentraciones organizadas por la Plataforma 102/El Norte
Vecinos de Porto de Sanabria en una de las concentraciones organizadas por la Plataforma 102 / El Norte

Vecinos de Porto de Sanabria votan en una consulta ciudadana a favor de disgregarse de la comunidad «por el abandono de la Junta»

ALICIA PÉREZZAMORA

¿Estaría a favor de disgregarse de Castilla y León? ¿Estaría dispuesto a abandonar el Parque Natural? Estas son las dos preguntas a las que han contestado 232 vecinos, veraneantes y descendientes de Porto de Sanabria, ubicado en la Alta Sanabria, en la provincia de Zamora, en la consulta ciudadana realizada por la Plataforma 102, que se creó hace dos años para reivindicar el arreglo de la carretera de acceso al pueblo.

Los resultados lo dejan claro. De las 232 personas que han votado en la urna de plástico que ha estado disponible durante unos 20 días junto a las instalaciones de la piscina, el 89,22%, es decir, 207 votos, se han pronunciado favor de disgregarse de Castilla y León. Además, 19 personas (el 8,1%) votaron en contra y hubo seis votos en blanco (el 2,5%).

Respecto a la pregunta de si estarían dispuestos a abandonar el Parque Natural del Lago de Sanabria, al que pertenece Porto, el 83,1% votaron a favor, con 193 votos; el 12% en contra, con 28 votos, y el 4,7% fueron once papeletas en blanco.

La iniciativa de hacer una encuesta o sondeo surgió de la Plataforma 102, que es asociación desde hace tres meses. Los promotores de la consulta se han mostrado sorprendidos y satisfechos por la participación, porque no esperaban que fuera tan numerosa, según ha explicado Sandra Carracedo, una de las ocho personas que forman parte de la entidad.

«Lo que existe es un sentimiento de querer salirse de Castilla y León. Queremos irnos de Castilla y León por lo abandonados que nos tienen», ha asegurado la portavoz de la plataforma, quien ha explicado que en la consulta no se preguntaba sobre la comunidad a la que querrían pertenecer, solo si estarían a favor de disgregarse de Castilla y León.

«Se da por hecho que en Galicia porque en Porto se habla gallego, las costumbres son gallegas y es la comunidad vecina, pero en realidad la pregunta era si queremos irnos de Castilla y León», señala.

Pensaban que no iba a votar tanta gente, aunque Porto lleva años quejándose por el estado de la carretera ZA-102, a la que la plataforma debe su nombre. Es una vía de 28 kilómetros en mal estado, que va desde la A-52 a Porto de Sanabria y que es el acceso al pueblo, que cuenta con 186 habitantes censados.

La demanda de su arreglo es una reivindicación histórica en la zona por los baches, curvas y el sinuoso y estrecho trazado. En 2011, un proyecto de la Junta cifró en más de 11 millones de euros la inversión necesaria en la carretera, pero ese proyecto nunca llegó a ejecutarse.

 Con esta vía como principal demanda se creó la Plataforma, que ha salido a la calle, con camisetas naranjas, en varias concentraciones en los días en los que se han celebrado las tradicionales ferias de ganado de Porto para mostrar su malestar.

El mal estado de la carretera, en una zona de alta montaña en la que además nieva bastante, supone, según denuncian, problemas para acceder, patinazos o quedarse en la cuneta hasta ser remolcado «porque la cuneta cada vez va siendo más pronunciada». Sin embargo, la carretera no es el único motivo de descontento para los portexos.

En marzo del año pasado todo el término municipal de Porto se incluyó en el Parque Natural del Lago de Sanabria, pero aseguran que esto no ha supuesto ninguna ventaja para el pueblo como la creación de empleo, ayudas económicas, mejoras en las comunicaciones o contar con cuadrillas para el mantenimiento del monte.

También se quejan de sufrir averías telefónicas de telefonía fija y móvil y desprendimientos en la carretera de piedras que pesan toneladas o de ramas de árboles.

 «Se han ido sumando todas las reivindicaciones y este verano decidimos hacer una encuesta para ver lo que opinaba la gente», explica Sandra Carracedo. En ella, de forma anónima y con un voto por persona, han participado vecinos y descendientes de Porto que pasan el verano en el pueblo y que tienen a sus padres o familiares en él.

La alcaldesa de Porto, Guadalupe Carracedo, considera que la consulta hecha por los vecinos ha sido más «una llamada de atención» que una intención real de marcharse. En este sentido, ha explicado que la encuesta no decía nada sobre pertenecer a Galicia, aunque es la comunidad autónoma que tienen más próxima. «Hablamos gallego como todos los pueblos de la Alta Sanabria y hay muchas costumbres gallegas, pero también castellanas», destaca.

Sobre la sensación de abandono por parte de la Junta, la alcaldesa cree que se sienten abandonados «como todas las zonas rurales», pero que en este caso se nota más porque están más lejos de la capital zamorana y con una carretera de 28 kilómetros en mal estado.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previsto iniciar este mes de septiembre las obras de arreglo de la carretera en la parte de Castilla y León dentro de una inversión total de 3 millones de euros. La previsión de la Consejería es que los trabajos comiencen una vez que esté aprobado el plan de seguridad y salud de la vía, y ya se ha firmado el contrato y el acta de comprobación de replanteo. La obra correspondiente a la parte de Galicia tiene que esperar a la autorización del Senado.

Las obras contemplan el arreglo del firme, la mejora de bermas, señalización, balizado y marcas viales, y pretende «dejar la carretera en un adecuado estado de seguridad para el uso de los ciudadanos», según han informado desde la Consejería.

Sin embargo, esta inversión de 3 millones de euros no es suficiente para la Plataforma 102, cuando el proyecto de 2011 estaba valorado en 11 millones.

«No estamos pidiendo ese arreglo porque eso no da para nada. Lo que quieren hacer es echar una capa superficial, poner las señales y pintar la carretera, pero lo que necesita es que se ensanche, asfalte y se quiten curvas», sostienen desde la asociación, que está dispuesta a continuar con sus acciones de protesta.

Supone poco dinero también para la alcaldesa, pero cree que no se puede renunciar a los 3 millones que van a destinar a ese arreglo y «que se lo lleven para otro sitio».

Ahora, con los resultados de la consulta popular bajo el brazo, la Plataforma 102 quiere intentar hacer más presión.

 

Fotos

Vídeos