'Patriarca', el toro de Benavente

Aglomeración de público en la Plaza Mayor de Benavente en la tradicional petición del Toro Enmaromado./El Norte
Aglomeración de público en la Plaza Mayor de Benavente en la tradicional petición del Toro Enmaromado. / El Norte

El alcalde, Luciano Huerga, concede al animal, un astado de 570 kilos de la ganadería Lagunajanda, de Vejer de la Frontera (Cádiz)

EL NORTEBenavente

Más de 3.500 personas abarrotaron hoy la Plaza Mayor de Benavente (Zamora), en el día de la Veguilla, para participar en la petición del que será el Toro Enmaromado de 2019 y que recorrerá las calles de la ciudad el próximo día 19 de junio.

La multitud pidió, a voz en grito, el astado al alcalde de Benavente, Luciano Huerga, quien concedió a 'Patriarca', un toro de 570 kilos y pelo castaño, bociblanco (con un halo de pelos de color blanco alrededor de la boca) y bragado, nacido el 30 de noviembre de 2013 en la ganadería Lagunajanda, que data de 1997, de la Finca Jandilla, de Vejer de la Frontera (Cádiz).

El alcalde de Benavente se dirigió a los asistentes para recordar que los benaventanos llevan desde mediado del siglo XIX pidiendo el toro. «Tenemos una enorme responsabilidad, damos la bienvenida a los vecinos de Benavente, la comarca y otros lugares que han venido a estar en la Plaza Mayor más bonita de España», indicó. «La responsabilidad, el orgullo y el privilegio de hacer honor a nuestros patriarcas, a nuestros mayores, a todos quienes durante generaciones han venido a esta plaza a pedir el toro y a estar orgullosos de nuestras tradiciones y de Benavente, que es el mejor sitio del mundo», añadió.

Instantes antes de conceder el toro, hizo un juego de palabras alusivo al nombre del astado para asegurar que Benavente es «el patriarca de las fiestas de los toros enmaromados», destacó el valor de las peñas a la hora de celebrar los festejos y recalcó que «somos un gran pueblo, grandes gentes que demuestran que trabajando juntos podemos conseguir cosas que nos benefician a todos».

En este contexto, auguró «un mejor futuro, que va a depender de todos vosotros porque vamos a tener el Plan de Reindustrialización», aseveración que fue respondida con una salva de silbidos por parte de la audiencia, aunque encarriló rápidamente su alocución al incidir en que «hemos rastreado España buscando los mejores toros» y apuntó: «Hoy presentamos el que seguro que queremos que llegue», en alusión al deseo de que el animal termine la carrera por su propio pie en el Matadero, al igual que hicieron sus predecesores. «¡Viva el toro enmaromado y viva la madre que lo parió!», concluyó.