El obispo de Zamora da un ultimátum hasta el verano para que todas las cofradías admitan mujeres

Gregorio Martínez, obispo de Zamora. /Luis Calleja
Gregorio Martínez, obispo de Zamora. / Luis Calleja

Cuatro hermandades aún son reticentes a la entrada de féminas y el prelado insta a dimitir a sus dirigentes si persisten en su política

El Norte
EL NORTEValladolid

El obispo de Zamora, Gregorio Martínez, dio un ultimátum hasta el verano para que todas las cofradías de la capital admitan mujeres, una vez que se ha esperado un «tiempo prudencial» de diez años. Cuatro hermandades exclusivas de varones son aún reticentes a la entrada de féminas, por lo que el prelado instó a dimitir a sus dirigentes si persisten en su política, según publica en su edición de este miércoles La Opinión de Zamora y recoge Ical.

«Llevo diez años esperando, he marcado un tiempo y el que no cumpla, que dimita; los que no quieran, dimiten. He hablado con ellos personalmente, en público y en privado, pero ya está bien», espeta en declaraciones al rotativo, en el que reclama a todas las cofradías que cumplan el estatuto marco y admitan mujeres en su seno. Las cuatro que no han dado el paso son dos del Lunes Santo: la Tercera Caída y la Buena Muerte, la del Miércoles por la tarde, Cofradía del Silencio, y la del Jueves por la noche, el Yacente.

De no cumplirse los plazos otorgados hasta el verano, Martínez no concreta si acometerá medidas como el exhorto u otras coercitivas, aunque tampoco descarta el «baculazo», solo empleado con las Capas, una de las hermandades más reticentes a la entrada de la mujer, mientras el resto ha asumido con naturalidad la incorporación femenina.

Se da la circunstancia de que dos de las cofradías que aún no admiten mujeres tienen elecciones este año. Se trata de la Hermandad del Cristo de las Injurias o del Silencio, que tiene elecciones el día 15 de mayo. Trató el asunto en 2009 y en la votación ganó el no. También le toca renovar al Yacente.

 

Fotos

Vídeos