La ministra de Sanidad se reunirá con las comunidades para abordar el déficit de médicos en las zonas rurales

Virginia Barcones, María Luisa Carcedo, Luis Tudanca, Jerónimo Cantuche y Ana Sánchez. /A. PÉREZ
Virginia Barcones, María Luisa Carcedo, Luis Tudanca, Jerónimo Cantuche y Ana Sánchez. / A. PÉREZ

Carcedo defiende en Zamora que ha habido medidas políticas que «han deteriorado el sistema sanitario público»

ALICIA PÉREZZAMORA

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, mantendrá una reunión con las comunidades autónomas para abordar el problema de déficit de médicos que existe principalmente en las zonas rurales y en los hospitales comarcales, según ha asegurado hoy en Zamora.

El Ministerio de Sanidad quiere trabajar con las comunidades para identificar los problemas que existen y analizar «seriamente y estratégicamente» las posibles jubilaciones o el déficit de profesionales que pueda existir.

En este sentido, María Luisa Carcedo, que ha participado en Zamora en una mesa redonda sobre el presente y el futuro de la Atención Primaria, ha asegurado que estos déficit de profesionales no surgen de la noche a la mañana, sino que eran «previsibles y prevenibles».

Además, ha asegurado que en términos globales España no es un país con carencia en cifras absolutas de profesionales sanitarios, ya que está por encima de la media de los países del entorno, pero que el problema es la distribución territorial, especialmente en zonas rurales y en los hospitales comarcales.

Antes de participar en la mesa redonda organizada por el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora, la ministra ha explicado que el Gobierno también está tomando medidas para mejorar la financiación autonómica porque la gestión de los servicios sanitarios es competencia de las comunidades.

Carcedo ha definido el sistema nacional de salud como «ejemplar, uno de los servicios más queridos de la ciudadanía española y muy respetado y reconocido internacionalmente». «Estamos viviendo un momento difícil y un momento crucial que no es fruto de la casualidad porque es fruto de medidas políticas que han deteriorado nuestro sistema sanitario público», ha manifestado la ministra y ha añadido que la primera medida que ha mejorado el Gobierno es la universalidad, puesto que en su día se habían retirado más de 900.000 cartillas sanitarias, lo que había dificultado a muchos ciudadanos el acceso a la atención sanitaria.

Según sus declaraciones, otras de las medidas que se habían adoptado son «dificultar el acceso a los medicamentos» y recortes en el sistema, al que en 2011 se destinaba algo más del 6,5% de la riqueza nacional, lo que se ha reducido a «apenas el 6% de la riqueza del país».

«Lo que estamos viviendo ahora es consecuencia de estos recortes», ha defendido la ministra, quien ha hecho referencia a la aprobación esta mañana en el Consejo de Ministros de los Presupuestos Generales del Estado.

Con las cuentas anuales quieren «recuperar la universalidad y eliminar esas barreras de acceso mediante copagos que dificultaban a muchos ciudadanos el tener acceso a los medicamentos o al transporte sanitario».

Por su parte, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha asegurado que la sanidad pública está viéndose atacada desde hace demasiado tiempo «por las decisiones, los recortes y la falta de sensibilidad de la Junta de Castilla y León».

Además, ha enfatizado que no es muy habitual que una ministra quiera debatir desde el territorio con las plataformas, los profesionales y los ciudadanos sobre la situación de la sanidad. «Desde luego la ministra de Sanidad ha dado más veces la cara en el poco tiempo que lleva al frente del Ministerio de Sanidad en Castilla y León ante los ciudadanos que el consejero de Sanidad de la Junta en todo los años que lleva de mandato», ha manifestado.