Los ganaderos de ovino se concentrarán el viernes ante dos industrias lácteas en Zamora para exigir precios justos

La Alianza UPA-COAG informa sobre la concentración en protesta la próxima semana por la falta compromiso de la industria ante situación del sector productor de ovino de leche. En la imagen el coordinador de la Alianza UPA-COAG, Aurelio Pérez (D), y el secretario general de COAG, Aurelio González (I). /Ical
La Alianza UPA-COAG informa sobre la concentración en protesta la próxima semana por la falta compromiso de la industria ante situación del sector productor de ovino de leche. En la imagen el coordinador de la Alianza UPA-COAG, Aurelio Pérez (D), y el secretario general de COAG, Aurelio González (I). / Ical

La Alianza UPA-COAG lamenta la «falta de compromiso« de las empresas y denuncian que el precio medio de la leche, a 0,74 euros por litro, es poco más de la mitad que hace 35 años

El Norte
EL NORTEValladolid

La Alianza UPA-COAG convocó hoy una nueva movilización que llevará a los ganaderos de ovino de Castilla y León a una concentración, el viernes, a mediodía, ante dos industrias lácteas en Zamora para exigir precios justos. Lo harán en Santa Cristina de la Polvorosa, frente a Hijos de Salvador Rodríguez, y en Toro, en Quesos del Duero (García Baquero). La organización lamentó la «falta compromiso» de las empresas del sector, que argumentan «libre mercado» para no subir los precios de la leche al productor.

El secretario general de UPA en la Comunidad, Aurelio González, recordó que a pesar de la firma de contratos del año pasado en el marco de la mesa de negociación, las industrias mantienen bloqueadas las negociaciones para conocer los precios con antelación a largo plazo. De hecho, advirtió de que «a día de hoy no basta con ese acuerdo, sino que se requieren precios rentables», al menos, dijo, a 0,85 euros por litro. Actualmente, la media es de 0,74 euros, un cuatro por ciento menos que en 2017, cuando hace 35 años ascendía a 1,20 euros (el equivalente a 200 pesetas por litro), cuando los insumos se han disparado en estas tres décadas y media, como ha sucedido con la energía o el pienso, con un precio que se ha multiplicado por cinco, hasta 0,30 céntimos el kilo.

A su juicio, «el problema es muy serio en una Comunidad que lidera el sector del ovino en España, la primera en producción, con más de 300 millones de litros, es decir, el 60% del total nacional; que cuenta con más de 2.300 explotaciones y una cifra superior a 2,5 millones de cabezas. Ahora vemos que la industria no tiene intención de subir el precio, algo que no se justifica después de que casi obligaran a mejoras la capacidad productiva e invertir», achacó.

Por su parte, el coordinador de COAG, Aurelio Pérez, argumentó que la «unidad de acción» se debe respaldar por los ganaderos y las cooperativas. «Nos pidieron estar en la negociación para garantizar la recogida de leche y buscar precios. Cuando nos han informado de que la negociación con la industria no avanza, decidimos salir a la calle. ¿Y dónde lo hacemos? Donde creemos que se bloquea, en la industria, no frente a la Consejería«, explicó Pérez, para diferenciar las movilizaciones de la Alianza con las del resto de organizaciones, que también se han repetido en las últimas semanas, y que calificó como un «desprecio a la responsabilidad de las propias industrias«.

Se quedan con 4.000 euros del ganadero

Igualmente, acusó a la industria «de quedarse con 4.000 euros anuales« de cada ganadero por los bajos precios, cuando hay una capacidad media de 130.000 litros. Por ello, reclamó precios superiores o al menos equiparados a la media de España. Una cuestión de la que culpó a la diversidad de contratos que posee, por ejemplo, Castilla-La Mancha, con precios diferentes. Uno de ellos, 'low cost', «bloquea los de Castilla y León».

Pérez alertó de que existe «riesgo», si no se desatasca este escenario, de «que se vuelva a entregar leche sin garantía de precios», como sucedió con anterioridad a la creación de la Plataforma auspiciada por Agricultura y Ganadería. «Al ganadero nos piden que luchemos contra la despoblación, redimensionemos las explotaciones, produzcamos con calidad… pero luego nos pagan estos precios y justifican libre mercado», comentó el responsable de UPA, quien recordó que más tarde «alguna pedirá que el «futuro no son las ovejas, sino las cabras«, en referencia a un argumento defendido hace varios años por la Consejería y que envío «a la ruina a varios ganaderos».

«Ahora no hay ni ovejas ni cabras, solo naves cerradas en algunos pueblos», sentenció, para continuar que «se piensan que el ganadero se acuesta con una explotación de ovejas y se levanta con cabras o con vacas. No aparecen y desaparecen. Los profesionales estábamos aquí entonces y seguimos estando para generar riqueza y empleos, pero queremos garantías mediante contratos y precios justos. Y si no es viable, se puede utilizar la PAC», concluyó.

 

Fotos

Vídeos