Detienen a una persona e investigan a otra en Zamora como autores de delitos de incendio forestal

Un agente de la Guardia Civil de Zamora, en una zona quemada por un incendio forestal/El Norte
Un agente de la Guardia Civil de Zamora, en una zona quemada por un incendio forestal / El Norte

Los fuegos se registraron la semana pasada en las localidades de Ferreras de Abajo y Nuez de Aliste

ALICIA PÉREZZAMORA

La Guardia Civil de Zamora ha detenido a una persona e investiga a otra como supuestos autores de sendos delitos de incendio forestal en las localidades de Ferreras de Abajo y Nuez de Aliste.

Los hechos se remontan al pasado 15 de agosto, cuando se produjo un incendio forestal en el término municipal de Ferreras de Abajo. De forma inmediata, una patrulla de la Guardia Civil se trasladó al lugar de los hechos y recabó los indicios y la información necesaria para el esclarecimiento de las causas y la posible autoría del incendio. De la posterior investigación, se hizo cargo el Seprona de la Guardia Civil, según la información facilitada desde la Comandancia.

Tras las primeras indagaciones, los agentes comprobaron que el inicio del fuego tuvo su origen en unas fincas particulares situadas en el término municipal, próximas al casco urbano de la localidad.

Como consecuencia de las investigaciones realizadas y la colaboración ciudadana, en la mañana del 20 de agosto la Guardia Civil procedió a investigar a una persona como presunto autor de un delito de incendio forestal y los agentes instruyeron diligencias, que fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Zamora.

Por otra parte, durante la noche del 17 de agosto, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un fuego en la localidad de Nuez de Aliste.

Los agentes localizaron en las inmediaciones del fuego a una persona tendida en el suelo, con un mechero en la mano y una brecha en la cabeza.

Al tratar los agentes de identificar a esta persona, comenzó a proferir insultos y amenazas a los guardias civiles, «llegando al extremo de intentar agredirles, procediendo a su detención como supuesto autor de un delito de incendio forestal y otro de atentado contra agentes de la autoridad».

El detenido, las diligencias instruidas y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora, que decretó la libertad con cargos del detenido.

Desde la Comandancia han recordado que el Código Penal establece penas de prisión de uno a cinco años y multa de 12 a 18 meses para los que incendiaren montes o masas forestales.

Además, se impone pena de prisión de tres a seis años y multa de 18 a 24 meses si se ocasiona grave erosión de los suelos afectados, se alteran las condiciones de vida animal o vegetal, el fuego afecta a zonas próximas a núcleos de población o lugares habitados o si las condiciones climatológicas incrementan el riesgo de propagación del incendio, entre otras circunstancias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos