Condenada por estafar 66.300 euros a una amiga con un falso novio telefónico en Zamora

Condenada por estafar 66.300 euros a una amiga con un falso novio telefónico en Zamora

Las cantidades entregadas ascendieron a 65.700 euros, a lo que sumó la entrega de joyas y regalos

El Norte
EL NORTEZamora

La Audiencia de Zamora ha condenado a una mujer a una pena de tres años de prisión por un delito de estafa de 66.300 euros cometido sobre una amiga, a la que hizo creer que tenía un pretendiente inexistente que le pidió diversas cantidades de dinero a través de mensajes de móvil.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, absuelve en cambio al marido de la condenada, al entender que él no participó en la estafa y absuelve además a ambos de un delito de blanqueo de capitales que les atribuía la acusación particular.

El fallo judicial que han dado a conocer este miércoles fuentes del TSJ, considera probado que la estafa se consumó entre los meses de septiembre y noviembre de 2015.

La condenada solicitó una tarjeta telefónica para el supuesto pretendiente, llamado Marcos, y con ella, mediante mensajes de móvil que supuestamente realizaba el que iba a ser su novio, le reclamó diversas cantidades con pretextos diversos.

La víctima siempre entregó el dinero a la condenada, primero pequeñas cantidades que se fueron incrementando, para un regalo de cumpleaños, después para hacer frente a una multa, para tratar a una mascota, curar una grave enfermedad de la madre del supuesto novio o para invertir en un negocio.

Con esas disculpas, y sin ni siquiera haber conocido en persona al supuesto pretendiente, la víctima entregó a la acusada todos sus ahorros e incluso dejó de pagar un crédito bancario para hacer frente a las cantidades que le solicitaba el «novio virtual» para que se las hiciera llegar a través de su amiga.

En total, las cantidades entregadas ascendieron a 65.700 euros, a lo que sumó la entrega de joyas y regalos por valor del importe restante con el que la condenada deberá indemnizar a la víctima.

Parte del dinero lo utilizó el marido de la condenada para hacer frente al pago de un vehículo que adquirió.

La sentencia exculpa al hombre al entender que no estaba al tanto de la estafa urdida por su mujer, a la que también se ha condenado al pago de una multa de 2.700 euros, además de la indemnización a la víctima.