Cáritas mantiene la atención a más de 100.000 personas en Castilla y León

Antonio Jesús Martín de Lera, presidente autonómico de Cáritas Diocesana, presenta en Zamora la colecta especial de Navidad./EL NORTE
Antonio Jesús Martín de Lera, presidente autonómico de Cáritas Diocesana, presenta en Zamora la colecta especial de Navidad. / EL NORTE

La pobreza se ha mantenido en la comunidad en el último año en niveles similares a los de 2017

El Norte
EL NORTEValladolid

La pobreza se mantiene en Castilla y León y únicamente se registra una mínima mejoría en algunas provincias como Valladolid y Burgos, según la percepción de Cáritas Diocesana, que mantiene la atención de más de 100.000 personas en la Comunidad.

El dato lo ha ofrecido el presidente autonómico de Cáritas Diocesana y responsable de esta organización en Zamora, Antonio Jesús Martín de Lera, con motivo de la presentación en rueda de prensa de la colecta especial de Navidad en favor de Cáritas que en Zamora tendrá lugar el próximo día 6 de enero.

Antonio Jesús Martín ha indicado en declaraciones recogidas por Efe que en el conjunto de Castilla y León la pobreza se ha mantenido en el último año en niveles similares a los de 2017.

Ha alertado de la situación de las Diócesis limítrofes con Portugal, en las que al tema de la pobreza y la exclusión se suma otro problema social como es el del envejecimiento y la despoblación.

Estos factores azotan especialmente en Castilla y León a las Diócesis «de la raya» como son las de Astorga, Zamora, Salamanca y Ciudad Rodrigo, donde la situación de despoblación y envejecimiento es «alarmante», ha advertido Martín de Lera.

Junto al envejecimiento y la despoblación, ha citado la soledad y la falta de empleo como «lastres» que se acentúan en provincias como la de Zamora a la hora de salir de la exclusión social.

También ha alertado de los trabajos en precario que no permiten llevar una vida digna a personas que tienen empleo pero que aún así se ven obligados a recurrir a Cáritas, bien sea para pagar facturas de luz, agua o alquiler de vivienda, bien para cubrir necesidades de alimentación, productos de higiene o para bebés.

En el caso de la Diócesis de Zamora, Cáritas ha atendido el último año a cerca de 11.000 personas, entre ellas más de 650 usuarios que han pasado por la casa de acogida para transeúntes e indomiciliados o 540 personas atendidas en las residencias de mayores de la organización.

Martín de Lera ha explicado que se mantiene la atención en los centros de Zamora para rehabilitación de alcohólicos y de personas drogodependientes y ha alertado del incremento de los usuarios del programa Fénix de intervención con adolescentes con problemas de drogodependencias.

Este programa de Cáritas Diocesana de Zamora, que inició su actividad con cinco usuarios, ha pasado a atender el último año a más de setenta adolescentes.

En la actualidad, Cáritas de Zamora cuenta con 313 trabajadores fijos y 790 personas que colaboran como voluntarios con la organización de atención social eclesiástica.