Calles inundadas y la caída de cascotes y cableados, consecuencias de la tormenta en Zamora

Granizada en Roales del Pan.

Los servicios municipales atendieron «con la mayor prontitud y agilidad» los incidentes registrados

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZZamora

Tres calles cortadas por inundaciones y la caída de cascotes, cableados y tejas son los efectos de la tormenta de ayer en la capital zamorana.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Concha Rosales, ha explicado que la Policía Municipal y los bomberos atendieron «con la mayor prontitud y agilidad» los incidentes registrados y que solo se produjeron daños materiales.

Así, la Policía Municipal reguló el tráfico en la calle Pisones, que se había inundado, al igual que en la calle San Blas, concretamente en el túnel que da acceso desde el parking del Centro Comercial Valderaduey hacia el barrio de La Alberca. También se inundó la rotonda de la estación de ferrocarril.

Además, los servicios municipales acudieron a la calle Roble, donde se desprendió una rama de un árbol que cayó sobre la calzada y ocupaba parte de esta.

Otros de los incidentes registrados durante la tormenta fueron la caída de cascotes y cableados en la calzada de la calle Villalpando y de tejas en la calle Juan de Luna. También se registró un accidente de circulación en la rotonda entre la avenida de la Plaza de Toros y la calle Amargura.

La concejala ha destacado que todos los incidentes fueron solucionados con prontitud y que en ningún momento estuvieron fuera de control.