El agresor sexual detenido en Zamora «no negó las evidencias» tras ser detenido

Sede de la Subdelegación del Gobierno en Zamora./Wikipedia
Sede de la Subdelegación del Gobierno en Zamora. / Wikipedia

No llegó a consumar la penetración pero «hubo felaciones y masturbación»

El Norte
EL NORTEValladolid

J.T.J., el hombre que agredió sexualmente anoche a una joven de 23 años en una céntrica calle de Zamora, de 32 años de edad y residente en la capital zamorana, «no negó las evidencias» tras ser detenido, según expuso este martes el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, en declaraciones recogidas por Ical.

«Es una persona bastante conocida en la sociedad por trabajar en el gremio de la hostelería. Se le detuvo en el domicilio paterno de la calle Cuba. El autor de la agresión no ha negado las evidencias», señaló. «Se ha encontrado el teléfono que sustrajo a la víctima y hay otra prueba a través de la colaboración inestimable de la víctima, una colilla que estaba en el ascensor de la calle Benavente, que servirá para hacer un contraste con las pruebas de ADN», apuntó.

Más información

El subdelegado explicó también que el autor de la agresión «leyó a través de las redes sociales su descripción», por lo que decidió arrojar las zapatillas que podían delatarle a un contenedor, que fue retirado por Zamora Limpia a las 11:50 horas. «Son las tres pruebas que tenemos, de momento», indicó.

Por su parte, el comisario de la Policía Nacional de Zamora, Ubaldo de la Torre, aseguró que el agresor «se mostró arrepentido» por su acción y que reconoció que «no había consumado el acto con ella, ni vaginalmente ni analmente, aunque hubo felaciones y masturbación».

Al no haber consumado, la intención de J.T.J. era conducir a la víctima «a otro lugar más apartado, donde pensaba llevar a cabo el acto con tranquilidad» para «permanecer con ella toda la noche y, a la mañana siguiente, dejarla ir a su casa», según precisó De la Torre. «Esto se evitó. Hemos agradecido la predisposición y la aportación por parte de la víctima», destacó.

Dos testigos

El subdelegado del Gobierno en Zamora agradeció expresamente el «excelente» trabajo desarrollado «en tan poco tiempo» por la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Judicial, así como la labor de dos testigos que «ya han reconocido» al agresor. «Hay que reconocer la colaboración inestimable y en un momento complicadísimo, de la víctima, que ayudó mucho», destacó. «Felicito a la Policía Nacional por el trabajo realizado, difícil, porque había mucha presión», rubricó.

En este contexto, el subdelegado incidió en que la agresión sexual «ha causado una gran alarma». «Intentamos restablecer la calma», dijo y apostilló: «Zamora es una ciudad tranquila y lo sigue siendo aunque haya habido un hecho deleznable. La Policía ha actuado con prontitud y profesionalidad y ha logrado detener al autor. Esta mañana fuimos cautos en nuestras palabras porque no queríamos entorpecer la investigación, que estaba muy adelantada».

 

Fotos

Vídeos