Guerra enológica

Participantes en la segunda edición de la Gran Batalla del Vino 'Toro en su Tinta'. /
Participantes en la segunda edición de la Gran Batalla del Vino 'Toro en su Tinta'.

Los riojanos de Haro acusan a Toro de plagiar su batalla del vino y los zamoranos responden que es una «pataleta» por el éxito de su fiesta

ALICIA PÉREZ

La segunda edición de la Gran Batalla del Vino 'Toro en su tinta', celebrada el pasado lunes en el municipio zamorano, ha despertado el malestar y las críticas en la localidad de Haro, en La Rioja, donde la multitudinaria y tradicional fiesta del 29 de junio está declarada de Interés Turístico Nacional. Creen en Haro que la batalla toresana es un plagio de la suya, por lo que la Plataforma de Ermitaños ha iniciado una recogida de firmas para que el nombre de 'batalla del vino' no pueda ser utilizado.

«Porque es nuestro patrimonio cultural, porque nadie puede ni debe robarnos algo tan importante para Haro y para todos los jarreros. Porque nos pertenece por derecho y porque es una marca registrada». Así arranca la campaña de recogida de firmas a través de la página Hazteoir.org, que pide al Ayuntamiento riojano que «se tomen las medidas oportunas para que el nombre de nuestra fiesta cultural Batalla del Vino no pueda ser utilizado», según ha publicado el diario 'La Rioja'.

El Ayuntamiento de Toro, inmerso hasta el domingo en las Ferias y Fiestas de San Agustín, en las que se enmarca la batalla, no es ajeno a la polémica. Ha llegado a la localidad zamorana a través de diarios riojanos y comentarios en redes sociales. Nadie, de momento, ni de Haro ni de su Ayuntamiento, se ha puesto en contacto con la institución zamorana.

El alcalde de Toro, Tomás del Bien, considera que es una polémica creada desde la localidad riojana. «No sé con qué intenciones porque tampoco la entendemos». Defiende que el nombre oficial del festejo toresano es 'Toro en su tinta'. Con ese lema, se promociona en carteles y programas de fiestas, pero no deja de ser, según explica, una batalla de vino. «Tenemos todo el derecho del mundo a hacer una fiesta con nuestro producto estrella y a celebrar un evento de alegría en las fiestas en torno al vino» , sostiene el regidor.

«Es tirarnos vino. Se puede llamar batalla del vino porque es así. Un encierro se llama encierro, un concierto se llama concierto y tirarse vino es tener una batalla de vino», señala el alcalde de la localidad zamorana sin entender «la controversia generada en Haro, las medidas que se están tomando desde esa ciudad e incluso las declaraciones de sus responsables políticos, que han dicho que iban a tomar las medidas oportunas».

Confía el alcalde zamorano en que las posibles medidas no van a tener ninguna repercusión para Toro y atribuye el malestar a una «pataleta» debido al éxito «aplastante» de la segunda edición de 'Toro en su tinta'. «Creo que se ha sentido amenazado por perder la hegemonía de ese tipo de eventos como algo famoso y suyo. Ni lo pretendemos ni lo buscamos. Nosotros nos divertimos, no nos metemos con nadie y esperamos que igual que nosotros respetamos a otros, nos respeten a nosotros», defiende Tomás del Bien sobre la cita toresana que ha aparecido a nivel internacional en prensa de China, Estados Unidos, Rusia y países sudamericanos.

Por este motivo, hace un llamamiento «a la cordura» y al cambio de postura de Haro sobre una celebración, que reconoce que surgió, «en parte », con el municipio riojano como referente pero no como rival. Proponen desde Toro la vía del entendimiento o un posible hermanamiento de ambas fiestas con intercambio de los mejores luchadores en ambas citas anuales.