Vodafone acuerda con UGT, CC OO y STC aplicar un ERE con 50 días de salario por año trabajado

Oficina de Vodafone en la calle Santiago. /R. JIMÉNEZ
Oficina de Vodafone en la calle Santiago. / R. JIMÉNEZ

La empresa acepta la voluntariedad del millar de despedidos hasta el 4 de marzo, fecha en la que se conocerá cómo afecta en Castilla y León

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Los tres sindicatos con representación en Vodafone (UGT, CC OO y STC) acordaron ayer con la representación de la operadora un expediente de regulación de empleo (ERE), que supondrá la salida de la compañía de un máximo de mil trabajadores y trabajadoras durante este año de 2019.

El acuerdo, suscrito ayer por la tarde en Madrid, da por finalizada una negociación que se inició en enero pasado, tras la presentación de este despido colectivo en una compañía que hasta hoy cuenta en España con 5.100 empleados.

Precisamente, uno de los objetivos de los sindicatos era reducir el número de afectados, y en la última propuesta, presentada el pasado martes 19 de febrero, conllevaba una rebaja de 198 salidas.

La empresa, que justifica el millar de los despidos por aplicar una reducción de los costes de personal, al haber caído en el último año sus ingresos por las ofertas que ofrecen otras compañías operadoras con las que Vodafone tiene alquilada su red de servicios, presentó este duro ajuste para 1.200 puestos el 10 de enero.

La propuesta final, que ha sido aceptada y respaldada por la mayoría de las asambleas celebradas en la treintena de centros que la empresa tiene en España, comtempla la voluntarierad de las salidas, pero con derecho a veto por parte de Vodafone cuando afecte a departamentos considerados estratégicos. El plazo de adscripción voluntaria se iniciará el 25 de febrero y hasta el 4 de marzo.

Por lo que se refiere a las indemnizaciones, se fijan tanto para las salidas forzosas como para las voluntarias en 50 días de salario por año de servicio, con un máximo de 33 mensualidades. A los empleados con salarios igual o inferiores a 28.000 euros brutos anuales, con al menos 5 años de antigüedad, se les ofrecerá un complemento de 6.000 euros.

El Plan contempla medidas de transición a la jubilación con un programa de rentas. Los trabajadores con 55 o más años, hasta el 31 de diciembre, percibirán el 85% del salario fijo neto, más el 50% del variable, así como el abono del convenio especial con la Seguridad Social. A estas condiciones se podrán sumar también otros 102 empleados cuando cumplan los 55 años en el 2020. El convenio de la Seguridad Social se revalorizará un 1% anual.

Como garantía de empleo, el acuerdo recoge también que el Grupo Vodafone se compromete a no realizar ningún despido colectivo más hasta el 31 de marzo de 2021.