Víctor Caramanzana pide a la Junta que convoque elecciones a cámaras de Comercio «cuanto antes»

El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Víctor Caramanzana, presenta su nuevo proyecto de estudios económicos Cifras Cámara./ICAL
El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Víctor Caramanzana, presenta su nuevo proyecto de estudios económicos Cifras Cámara. / ICAL

El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid ha presentado su nuevo proyecto de estudios económicos Cifras Cámara

El Norte
EL NORTEValladolid

El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Víctor Caramanzana, exigió hoy a la Junta que convoque «cuanto antes» las elecciones para renovar los plenos de las instituciones camerales de la comunidad, para lo que tiene de plazo hasta el 30 de septiembre de 2018.

Caramanzana afirmó que «no tiene sentido agotar los plazos» y argumentó que si se produce la renovación pronto, lo nuevos responsables camerales podrán conocer cómo funciona la institución con tiempo para poder elaborar las cuentas de 2019 y adoptar decisiones de futuro.

El alto ejecutivo, que presentó su nuevo proyecto de estudios económicos Cifras Cámara, también aseguró que para la convocatoria de elecciones no es necesaria la aprobación de la nueva ley regional de cámaras, porque el procedimiento ya está regulado en el reglamento que se aprobó en mayo de 2015. En este sentido, apeló a que se convoquen y que el texto legal se «remate» con lo que piensen los nuevos responsables camerales.

Víctor Caramanzana destacó que tras ocho años sin renovación es necesario cambiar de empresas y la estructura del plenario, que pasará de 52 a 36 miembros, 24 de elección directa y seis elegidos por la CVE y otros tantos por los integrantes del Club Cámara. Incidió en que el Ejecutivo regional debe convocar ya un proceso que afectaría a las instituciones camerales de toda la Comunidad excepto Ávila y Salamanca, donde ya se celebraron los procesos ante la desaparición de sus plenos.

Víctor Caramanzana recalcó que es preciso renovar la cámara para que los nuevos representantes consoliden una situación que se encuentra «a un nivel óptimo» tras los graves problemas económicos derivados de la desaparición de las cuotas en 2010.

Así, explicó que hoy, tras años «muy complicados», la Cámara de Valladolid es una institución «totalmente nueva» que gira en torno a tres grandes áreas, proyectos, servicios y formación. Aseveró que en 2018 contarán con un presupuesto «fiable» sobre datos «reales y objetivos», que ascenderá a 4,5 millones de euros. Al respecto, precisó que el recurso cameral ascendía a 2,5 – 3 millones de euros, para unas cuentas con 5,5; y hoy sin subvención, alcanzan casi esa cuantía, dijo.

Caramanzana defendió que han creado una cámara sostenible en el tiempo que ofrece servicios de valor a las 30.000 empresas de la provincia; una institución que «es más necesaria», dijo, «de lo que lo era en el pasado». En este sentido, anunció que en el futuro crearán la primera digitalizadora de la comunidad (la segunda de España); y subirán a la economía digital a empresarios, ceos y directivos. Para recordar su master en economía 4.0. Asimismo, afirmó que pretenden alcanzar un centenar de empresas en el Club Cámara, que hoy cuenta con 34, que aportan entre 2.000 y 10.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos