200 viajeros se quedan en tierra en Villanubla por el retraso en un vuelo

Los pasajeros esperando en Villanubla. /El Norte
Los pasajeros esperando en Villanubla. / El Norte

La compañía asegura que «era tarde» para reparar la incidencia y cambia el viaje a la mañana del sábado

EVA ESTEBAN

El aeropuerto vallisoletano de Villanubla se convirtió en la noche del viernes en una olla a presión. Falta de información, horas y horas de espera y la «espantada» de la tripulación nada más aterrizar en tierra castellano y leonesa despertó la incertidumbre de los cerca de 200 pasajeros que debían salir en el vuelo de las 20:40 horas hacia Barcelona. En cuestión de segundos, las decenas de personas que se encontraban en Villanubla con la esperanza de hacer noche en la Ciudad Condal quedaron a merced de las circunstancias. «La gente está apelotonada, sentada donde puede, esperando a ver si alguien se digna a decirnos algo, porque se ha ido todo el mundo», aseguró Alfredo G., uno de los pasajeros afectados.

Los pasajeros en el aeropuerto.
Los pasajeros en el aeropuerto. / El Norte

«Nada más aterrizar», indicó Alfredo, y mientras esperaban el embarque, oyeron por megafonía que el vuelo se suspendía. «Los pilotos abandonaron las instalaciones y aquí nadie nos indicó cuáles eran las razones de la incidencia. Muchos de los pasajeros teníamos que trabajar este fin de semana en Barcelona, ¿y ahora qué? Sí, puedes reclamar, pero luego pasan dos años hasta que te puedan dar una compensación».

«Es un caos»

Tuvieron que pasar más de dos horas para que Vueling confirmara qué es lo que había ocurrido. Esta reacción acabó de colmar la paciencia de los pasajeros. «El caos que hay aquí montado es bestial», afirmó Alfredo.

Según la compañía, una serie de «motivos técnicos» obligaron a suspender el trayecto hasta la mañana de hoy. Asimismo, el personal de tierra en Villanubla hizo hincapié en que «era muy tarde para trasladar a un técnico de Vueling» que tratase de reparar la incidencia. Al cierre de esta edición, las decenas de viajeros desconocían si algún autocar les trasladaría hasta la capital vallisoletana. Los pasajeros que residían en Valladolid optaron por regresar a sus domicilios para volver a primera hora de este sábado hasta el aeropuerto.

En mayo de 2017, un incidente similar, con idéntico destino y misma compañía obligó a dejar en tierra a casi 200 pasajeros. En aquella ocasión pasaron nueve horas hasta que la aerolínea confirmase la reparación de la avería y no fueron compensados por la espera.

 

Fotos

Vídeos