Timan 4.500 euros a una anciana en Valladolid con falsos décimos premiados

Timan 4.500 euros a una anciana en Valladolid con falsos décimos premiados

La víctima, de 85 años, fue engatusada por tres mujeres que la abordaron en una sucursal y que la abandonaron después en un banco de La Rondilla

J. Sanz
J. SANZValladolid

El timo más conocido de la historia de los trileros españoles, inmortalizado hace justo sesenta años en la popular película Los Tramposo (Tony Leblanc, Antonio Ozores, Concha Velasco...), celebró ayer su aniversario con una nueva víctima, una anciana de 85 años afincada en La Rubia, a la que tres mujeres engatusaron con un timo del tocomocho de manual para lograr que les entregara la friolera de 4.500 euros a cambio de unos supuestos décimos de lotería premiados que, en realidad, eran papel mojado. Hacia tres años que la capital no registraba un 'tocomocho'. Ocurrió en la calle Independencia y la víctima, de 81 años, perdió 12.500 euros.

Las autoras, en esta ocasión, fueron tres mujeres (dos jóvenes y una de más edad), que abordaron a primera hora de la mañana a una mujer de 85 años en una sucursal de la esquina de las calle Mota y Joaquín Velasco Martín, en La Rubia, donde reside. Las dos jóvenes entablaron una «amigable conversación» con la víctima para allanar el terreno a la tercera estafadora, la más mayor, que les ofreció con las prisas habituales tres billetes de lotería premiados que, según dijo, no podía cobrar porque debía irse de viaje de inmediato a Galicia. Se los ofreció por 4.500 euros, a 1.500 por décimo, que se repartirían entre las tres (la víctima y las dos jóvenes). Y la mujer picó.

«Ahora te traemos el dinero»

La anciana sacó inicialmente 2.000 euros y luego, en otra sucursal a la que le llevaron las timadores en un «coche azul», extrajo otros 2.500. Así que entregó el dinero a la portadora de los décimos y las cuatro acabaron en el Paseo del Renacimiento, en La Rondilla (en la otra punta de la ciudad). La 'tonta' se fue entonces con el dinero, una vez entregados los boletos, y las dos jóvenes hicieron lo propio con la excusa de ir a sacar los 3.000 euros (por los dos décimos premiados) que les había dado la víctima para repartirse los tres billetes. «Espera aquí y ahora te traemos el dinero», le dijeron. No volvieron, claro.

Una trabajadora del servicio de Limpieza observó que la mujer, desconsolada, llevaba más de una hora sentada en un banco cerca del Seminario y decidió acercarse a interesarse por lo ocurrido. Ella se lo contó y avisó a la Policía Local a las 12:30 horas. Apenas pudo describir a las autoras y solo aportó que huyeron en un coche azul. Los agentes la trasladaron a la Comisaría de la Policía Nacional a interponer la denuncia.