Varios centenares de valientes salen a la calle en el VI Día de la Familia en Marcha Caixabank

VI Día de la Familia en Marcha Caixabank./RDRIGO JIMÉNEZ
VI Día de la Familia en Marcha Caixabank. / RDRIGO JIMÉNEZ

La intensa lluvia que cayó en la ciudad deslució una jornada lúdico-deportiva que tenía más de 2000 inscritos

Ruth Rodero
RUTH RODEROVALLADOLID

La lluvia no quiso perderse el VI Día de la Familia en Marcha Caixabank que se ha celebrado en la mañana de hoy bajo un intenso manto de agua que no ha aflojado en ningún momento y que ha obligado a los varios centenares de valientes que se han animado a salir a la calle a marchar con paraguas y chubasqueros. Una prueba deportiva pero no competitiva organizada por la Federación de Atletismo de Castilla y León y el diario El Norte de Castilla y que ha contado con el patrocinio de Caixabank, Grupo Recoletas y la Sociedad Mixta para el Turismo de Valladolid del Ayuntamiento de Valladolid y con la colaboración de Coca Cola, Restaurante La Criolla, CDO Covaresa, Patatas Meléndez, Cruz Roja y Haribo, con la que se buscó incentivar la actividad física y los hábitos saludables a la vez que se recaudaron fondos para Cruz Roja.

Este año, tanto la recaudación conseguida a través del 'Dorsal cero', como lo recaudado en las huchas y la aportación de Caixabank, se destinará las becas de campamentos que Cruz Roja destinará a los niños en riesgo de exclusión social. Una manera de ayudar a que los más pequeños puedan disfrutar de ocio cuando el tiempo estival llegue.

La marcha comenzó a las 10:45 horas, cuando parecía que la lluvia iba a dar una tregua, desde el antiguo paseo de coches del Campo Grande, y recorrió puntos emblemáticos de la ciudad como la Acera de Recoletos, Plaza de Colón, Plaza Mayor la Catedral o La Antigua en una jornada pasada por agua que deslució un poco le ambiente festivo pero que no impidió que las familias (y las mascotas) saliesen a la calle.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el concejal de Deportes, Alberto Bustos, Fernando Lores, director de área de negocio de Valladolid de Caixabank, Félix de la Fuente, director técnico de la Federación de Castilla y León de Atletismo y Eduardo Sánchez, presidente provincial de Cruz Roja, fueron los encargados de cortar la cinta que dio la salida de la prueba. Un recorrido de alrededor de cinco kilómetros que los valientes completaron en aproximadamente 45 minutos.

Tras cruzar la meta, refrescos, golosinas y agua, esta vez no solo la que caía sobre los participantes, unos participantes que no perdieron la sonrisa y buen humor a pesar de llegar calados hasta los huesos. Todo por un buena causa.

Después llegó el tiempo de recuperar fuerzas, tras no poder disfrutar de la clase de zumba que el personal del CDO de Covaresa tenía preparada, los asistentes pudieron disfrutar de la ensalada campera que prepararon los cocineros del restaurante vallisoletano La Criolla y, los mayores de edad, de un vino de Carramimbre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos