Valladolid será una de las zonas más afectadas por la ola de calor

Una mujer bebe agua y se refresca en una fuente pública./Alberto Mingueza
Una mujer bebe agua y se refresca en una fuente pública. / Alberto Mingueza

Los termómetros de la capital llegarán hasta los 40ºC a partir del jueves y no bajarán hasta el martes siguiente

EL NORTEValladolid

La primer ola de calor del año llegará este miércoles 26 de junio y al menos durará hasta el lunes o el martes, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología, que ha emitido un aviso especial por esta situación meteorológica motivada por la llegada de una masa de aire cálido procedente de África que elevará los termómetros de buena parte de la Península y Baleares hasta por encima de 40 grados centígrados.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que a partir del próximo miércoles esta masa de aire tropical continental, muy cálida, muy seca y acompañada de polvo en suspensión, junto con una fuerte insolación dará lugar a temperaturas «significativamente» más altas de lo normal.

Hasta entonces, Del Campo ha señalado que el martes 25 aún no entraría dentro de los parámetros que definen ola de calor, pero las temperaturas subirán «bastante» en el tercio occidental peninsular, donde se disparan hasta 8 o 10 grados centígrados y por ejemplo en Valladolid alcanzarán los 33ºC. En León o Zamora a partir de mañana pasarán a registrar en torno a 26 o 28 ºC, lo que contrasta con los 18 y 20ºC que han marcado hoy los termómetros.

Respecto al miércoles, el portavoz ha indicado que en general las lluvias quedarán restringidas, como mucho, al norte de Galicia y de Asturias, donde incluso podría haber alguna tormenta y poco a poco se irá despejando la situación. En cuanto a las temperaturas, ha dicho que «seguirán subiendo, sobre todo en la mitad norte» y dará comienzo a la ola de calor, con temperaturas que superarán los 34 grados centígrados en muchas zonas del interior.

El portavoz ha añadido que el miércoles las temperaturas podrán llegar a los 36ºC en Valladolid mientras que en Zamora y León oscilarán entre 25 y 30ºC.

También ha dicho que se generalizarán las noches tropicales en el Valle del Ebro, las regiones mediterráneas, el centro y el sur de la Península, donde el mercurio por la noche no bajará de 20ºC.

De cara al jueves, Del Campo prevé cielos despejados «prácticamente en todos los sitios menos en Galicia y Asturias», donde también podría llover débilmente. De este modo, ha pronosticado que el jueves se superarán los 35ºC en «muchas zonas» del interior, en las dos mesetas, en el centro, el sur, el valle del Ebro así como en zonas del País Vasco y Navarra. De hecho, ha subrayado que se superarán los 40ºC en Valladolid, así como otras zonas del centro de la Península, el valle del Ebro, en la depresión central de Lérida y en Andalucía oriental, en particular en Jaén.

El portavoz ha explicado que el viernes el ambiente «seguirá caluroso» con ascensos de temperaturas, sobre todo en el suroeste. El sábado también se superarán los 40ºC sobre todo en Valladolid, interior de Cataluña, Tajo, Guadiana y Guadalquivir, así como en el en el valle del Ebro y en la meseta norte. «Será una jornada muy calurosa y solo bajarán en el Cantábrico, mientras en el resto seguirán sin cambios o repuntarán ligeramente», ha comentado.

De este modo, ve «muy probable» que la ola de calor dure hasta el lunes e incluso hasta el martes y el calor no remitirá ni por la noche porque el portavoz indica que desde el jueves las noches tropicales serán generalizadas, excepto en el tercio norte. Al mismo tiempo no ve «atisbo de lluvias» desde el jueves, excepto el lunes, cuando podría caer «alguna llovizna» en el Cantábrico.

De este modo, Del Campo ha comentado que las temperaturas se colocarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal, pero desde el jueves, en el tercio norte serán de 10 a 15ºC por encima de los valores habituales, sobre todo en el norte de Castilla y Léon, el valle del Ebro o Cataluña. Por el contrario, en la cornisa cantábrica serán «un poco más bajas» de lo normal. «En general son temperaturas muy altas para la época», ha concluido.